2014: Los impagos de impuestos, tasas y sanciones cubrirían el gasto de personal

Arrinconados Dinero

A principios de mes conocíamos que, según el informe del interventor fecha en junio, el total de la deuda del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ascendía a 73,4 millones de euros. Aunque el nuevo equipo de Gobierno ha introducido una modificación presupuestaria de algo más de 1,6 millones de euros porque, según indicó en el último Pleno el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Moreno (Ahora Rincón), “hay partidas sin suficiente consignación presupuestaria”, también está recortando en, por ejemplo, el gasto político para sufragar capítulos como las políticas sociales.

Pero, ¿qué hay de los ingresos? ¿Cuánto dinero deben los rinconeros al Ayuntamiento?

Si miramos el estado de ejecución del presupuesto del ejercicio de 2014 y, más concretamente, al capítulo de pendiente de cobro se puede observar que, al margen de lo que otras Administraciones Públicas adeudan al Consistorio, sólo en impuestos directos e indirectos, así como en tasas y otros ingresos, los rinconeros deben al Ayuntamiento algo más de 11,6 millones de euros que es, prácticamente, lo que representa todo el gasto anual de personal municipal.

La partida donde se acumula más deuda es en los impuestos directos (unos 8 millones de euros), en donde sólo en el IBI de naturaleza urbana, la deuda roza los 5 millones de euros. Los ingresos por esta vía deberían ser aún mayores puesto que si bien existen empadronados unos 43.000 habitantes en Rincón de la Victoria, la realidad es que el número de habitantes real está más próximo a 60.000. De ajustarse a la realidad, el Consistorio no sólo ingresaría más dinero en caja a través del IBI, sino que en la parte de transferencia de otras Administraciones le correspondería un mayor porcentaje.

En cuanto a los impuestos indirectos, la cantidad pendiente de cobro es menor comparada con las otras dos partidas, pues se sitúa en los 455.378 euros. No sucede lo mismo con el capítulo de tasas y otros ingresos, en donde la deuda rinconera se dispara por encima de los 3,1 millones de euros.

En esta partida es digna de mención la cantidad pendiente de cobro relativa al servicio de recogida de basuras (incluida la tasa), en donde lo pendiente de cobro supera los 824.000 euros. En cuanto a las infracciones urbanísticas y sus multas, la cantidad que debería haber sido ingresada pero nunca llegó a las arcas municipales supera el millón de euros. Otro de los ingresos pendientes más abultados vendrían de la mano de las sanciones tributarias, que rozan el medio millón de euros.

En este sentido, uno de los esfuerzos del nuevo equipo de Gobierno pasará por detectar cuáles de estos impagos se deben a situaciones de pobreza y falta de recursos y cuáles no. De la reducción de esa bolsa de fraude dependerá en gran medida que la presión fiscal no aumenten entre los rinconeros.