Equipo técnico de la A.D. Benagalbón alerta del peligro de su accesibilidad ante la pasividad municipal

Miembros del equipo técnico de la A.D. Benagalbón denuncian el estado de abandono de sus instalaciones, frente a los cerca de 300.000 euros invertidos recientemente en el campo de C.D. Rincón. La situación trasciende las condiciones del propio campo, afectando a su accesibilidad que, tal y como indican fuentes del club, “si en alguna ocasión algún niño sufriese algún accidente en el entreno o jugando algún partido a una ambulacia le sería imposible acceder.

La ubicación del campo de fútbol Cañada Chaqueta esta muy lejos de ser la idónea, habiendo sufrido en el pasado la caída a un lado del monte que precisó la estabilización del talud anexo y, por otro, la necesidad de reforzar el muro de contención contiguo al arroyo Benagalbón. Al borde del cauce de este arroyo, su acceso resulta complicado cuando la climatología es favorable, siendo prácticamente imposible en época de lluvias.

A pesar de ello, al borde de terminar su legislatura en 2015 y a pocos días de que la Ley Electoral impidiera realizar ningún tipo de inauguración, el entonces alcalde, Francisco Salado (PP), echaba el balón a rodar tras haber invertido alrededor de 800.000 euros, pagados íntegramente con los impuestos rinconeros.

En la planificación de aquellas obras, a pesar del montante, no se contempló la posibilidad de mejorar el acceso al campo; ni siquiera la instalación -como ahora sí ha sido el caso en el campo del C.D. Rincón-, de torretas de iluminación LED con las que ahorrar energía y ser más respetuosos con el medio ambiente. En ambos casos la adjudicataria de las obras fue la empresa CADE Obras y Servicios Internacional S.L.

El resultado a día de hoy, de nuevo con Salado como alcalde, son graves problemas de accesibilidad que hacen temer lo peor a miembros del equipo técnico que, ante la necesidad de que una ambulancia tuviera que acceder al recinto, dudan de que pudiera hacerlo. Ya no es sólo el problema que representa atravesar el cauce del arroyo para acceder al campo, sino la misma calle que lleva al río, de una pendiente muy pronunciada y de un único sentido sin posibilidad de que un vehículo pueda echarse a un lado en caso de cruzar con otro enfrentado.

Adrián Santiago, entrenador de la Categoría Bebé (4-5 años), relata las continuas quejas, precisamente por este motivo, de los equipos visitantes de toda Málaga, puesto que el club está federado. No sólo eso, sino que, según afirma, “en el último mes, los niños han podido entrenar un día” y con serias dificultades, tal y como puede visualizarse en el vídeo superior. Santiago explica que “este es un club familiar, en el que los miembros del equipo técnico no cobramos, y sufrimos el abandono municipal”.

El entrenador cuenta cómo el club se ha dirigido en varias ocasiones al Ayuntamiento, que no resuelve la situación: “la última vez, al fin, nos mandaron una máquina, pero dejó el acceso, incluso, peor de lo que ya estaba”. Santiago lamenta que “no se trate por igual a todos los campos municipales de fútbol, porque haber adaptado nuestro acceso habría costado menos de lo que han gastado en el C.D. Rincón“.

Arrinconados ha tratado de ponerse en contacto con Sergio Díaz Verdejo (PP), que es concejal tanto de Deportes como de Infraestructuras, pero no ha estado en disposición de atender las reiteradas llamadas de este medio.