Al pan, pan, y al vino, vino

En los últimos meses se han producido una serie de acontecimientos relacionados con las ilegales instalaciones que los vecinos de la Urb. Paraíso del Sol padecemos; acontecimientos que pasaremos a enumerar y comentar, así como, y sobre todo, lo que alrededor de ellos se ha ido generando, fundamentalmente en forma de manifestaciones que, por un lado, tienen que ver con nuestra integridad e imagen y, por otro, y esto sí es peligroso y, por tanto, inaceptable y denunciable, con la irresponsabilidad política de algunos partidos políticos cuya búsqueda de rentabilidad política y tocar poder está creando un clima hostil hacia nosotros, al que contribuye la defensa de la mercantil Pinos Pádel y algún medio digital.

Antes de nada, manifestar de nuevo que nada tenemos en contra del deporte, se trate de la modalidad que se trate, y que nuestra lucha, no puede ser de otra forma, está dirigida contra el Ayuntamiento, tanto contra los que dirigieron este municipio -causantes del disparate urbanístico que nos ocupa-, como contra los que lo dirigen ahora -de cuya gestión depende el cierre-.

Un poco de historia

En una parcela privada en pleno corazón de la Urb. Paraíso del Sol, en el verano de 2012, se construyeron ilegalmente unas pistas de pádel. El equipo de gobierno de entonces, en manos del Partido Popular con Francisco Salado como Alcalde, atropelló la ley y el interés público pues, a diferencia de lo que sigue manteniendo el PGOU, equipamiento público, concedió a un empresario amigo montar un negocio privado del que se sigue lucrando a día de hoy.

El pádel es un deporte que, además de una enorme aceptación, genera mucho ruido. Lo sabe todo el mundo. No sólo aquellas familias a las que por desgracia le hayan colocado alguna cerca, lo dicen los propios practicantes.

Las ubicadas en Paraíso del Sol generan una contaminación acústica de más de 10 dB en el interior de las viviendas que rodean el Club Pádel Sol. En el exterior más, evidentemente.

Estas mediciones fueron realizadas discretamente por esta AA. VV. pues, a diferencia de las encargadas por el Ayuntamiento en dos ocasiones, era la única manera de que el empresario no tuviera previo aviso y, por tanto, evitara que las pistas estuvieran a pleno rendimiento como recoge la Ley.

Arrinconados Padel Sol

Las mediciones llevadas a cabo por el equipo de medición de la Diputación de Málaga, superaron claramente en decibelios el límite que la ley establece como contaminación acústica. Las mediciones se efectuaron con dos pistas ocupadas de las cinco de las que se compone el club. En una, una partida colgando bolas; en la otra, un monitor con un niño.

Espectacular fue el resultado de las segundas mediciones encargadas por el PP, éstas a una empresa privada. Seguimos sin conocer el Contrato Menor que acabó decidiendo sobre al menos una terna de ofertas para realizar el trabajo. Lo hemos intentado, de veras.

El Ayuntamiento, que ya conocía nuestro estudio, tomó medidas… ya ves si las tomó: 17 horas de mediciones, y la empresa privada elegida llegó a la conclusión de que no había contaminación acústica. Espectacular, ¿verdad?

Licencia de obras

Como es sabido, las instalaciones se construyeron sin licencia de obra. La movilización de los vecinos provocó que el entonces concejal de urbanismo, Antonio Manuel Rando, les concediera una “provisional” tres días antes de la inauguración del negocio.

La justicia nos dio la razón y a finales de junio de 2015 (sentencia 173/15), el juez del Juzgado Contencioso Administrativo nº 4 no deja bien parada la gestión urbanística practicada por los responsables municipales, siendo comparada con la de Marbella de Jesús Gil, negando la validez de la licencia de obra “provisional” y anulando toda aquella Resolución Municipal emanada desde ésta. Este fallo fue recurrido por los nuevos regidores del Ayuntamiento, el cuatripartito.

Nos decepcionó la falta de atrevimiento político del nuevo equipo de gobierno a los que denunciamos públicamente (diario SUR 5/8/15) pues, entendíamos, hacían suya la herencia del Partido Popular. No podía ser una decisión política, nos decían, tenía que ser una decisión técnica. Y en manos de aquellos técnicos municipales que llevaban tres años defendiendo lo
contrario acabó la decisión.

Arrinconados Padel Sol

Pleno Municipal de junio de 2016

El equipo de gobierno de entonces, todavía cuatripartito, en un acto de responsabilidad política y de defensa del interés público, llevó a Pleno la no renovación de la licencia de uso de la parcela donde Pinos Pádel tiene su negocio.

El hecho es que, casi 4 años después de que estuvieran funcionando las ilegales instalaciones, nos enteramos, nosotros y todo el pueblo, que el modélico empresario había construido parte de su negocio sobre zona verde.

La unanimidad política se mantuvo en el Pleno de septiembre, cuando se desestimaba el recurso de reposición presentado por el representante del empresario, entre otras cuestiones porque reconocía haber ocupado zona verde.

Se ratificaba, por tanto, la Resolución Plenaria de junio donde, además de desestimar la solicitud de Pinos Pádel de renovación de la licencia de uso, se le requería el cese de la actividad, así como a la demolición de las obras realizadas, sin derecho a indemnización. Pendientes estamos, y va para un año, de que se ejecute este acto administrativo.

Pinos Pádel no tiene permiso para tener abierto su negocio. Desde septiembre de 2014 incumple la normativa. Así de claro.

Falta de argumentos jurídicos

Ante la falta de argumentos jurídicos, la estrategia cara a la opinión pública de Ernesto Calle, abogado de la mercantil Pinos Pádel, fue siempre la de desprestigiarnos y menospreciarnos: nos desprestigia cuando pretende reducirlo todo a “algo personal”; nos menosprecia cuando pretende reducirnos por número.

A esta estrategia le sumó, desde el Pleno Municipal de junio de 2016, un par de elementos más: uno, la persecución política a la que, según el sr. Calle, está siendo sometido su defendido, producto de revanchismo político y, dos, un trato de favor hacia nuestra parte por afinidad política con algún/nos partido/dos políticos hoy, o ayer, en el poder.

Arrinconados Padel Sol Línea peligrosa la que ha tomado la defensa de Pinos Pádel que no sólo ha mantenido en prensa, sino que ha llevado a la justicia. Por cierto, no acaba bien parado como recoge el auto 84/2017 del Juzgado Contencioso Administrativo nº 5 por el que el Juez le deniega las medidas cautelares solicitadas en un intento de paralizar el cierre de las instalaciones. Entre otras consideraciones, le recuerda que la Resolución Plenaria que recurre fue aprobada por unanimidad de todas la formaciones políticas.

Sobre afinidades políticas, este artículo deja bien claras cuáles y entre quiénes. No vamos a entrar ahora en desarrollar lo que ha supuesto tener a la anterior corporación en contra nuestra. Hubiese bastado, en todo caso, haber asistido al Pleno Municipal celebrado el mes pasado. El comportamiento de Francisco Salado, inicialmente, y de la bancada del Partido Popular al incorporarse a la sala, después, hacia el grupo de personas que se convocó para manifestar su oposición al cierre de las instalaciones, resultó bastante significativo. Bochornoso, dicen algunos.

Algo personal: lo mismo se ha convertido en algo personal para quien, habiendo tenido la oportunidad de negociar una nueva ubicación para las ilegales instalaciones, no lo ha permitido.

Afinidad política: a lo mejor, tener contratada a la hija de un exconcejal supone un plus.

Sobre medios de información (o desinformación)

Algún medio digital local, más que prensa independiente, parece órgano de expresión de PPádel y de aquellos partidos políticos cuyo asalto al poder municipal llevan planificando hace tiempo.

No nos molesta que tomen partido, ni tampoco que su intención no sea la de informar, sino la de agradar a quien les paga; lo que no le permitimos es que hagan suyas las declaraciones y denuncias de una sola de las partes en conflicto. Derecho tienen a expresarse libremente, vivimos en democracia, aunque la manera de hacerlo socave su credibilidad, pero no a costa del respeto que nos merecemos los que nos rebelamos cuando se cuestiona nuestra salud.

Sí, por el contrario, nos afecta y decepciona que un medio de la tirada y prestigio como el diario SUR se deje llevar por la interesada y manipulada información que le llega de una parte.

A modo de conclusión

La habilidad política del Partido Popular ha pretendido poner el foco de la atención pública en una hipotética injusticia, el cierre de unas instalaciones ilegales puesta por ellos, desviando la atención de sus irregularidades urbanísticas por la que fue condenado el Ayuntamiento. A poco que tengamos dos dedos de luces, no cuela.

El intento de lavado de imagen del empresario habrá calado en todo aquel que tiende a firmar lo que le llega vía change.org. Para los que lo conocemos, no.

Desde aquí, nuestro reconocimiento al trabajo de aquellas formaciones políticas cuyo interés por el bien público procura el fin de un despropósito administrativo de envergadura que tanto tiempo ocupa a la plantilla de este municipio y con la que no habrá sido cómoda lidiar en no pocos casos.

Al pan, pan, y al vino, vino. A cada cosa, por su nombre.

AA.VV. Por la Salud y el Medio Ambiente en Paraíso del Sol