Los vertidos de Arroyo Cuevas eran conocidos por la alcaldesa desde junio

Arrinconados Arroyo Cuevas

El número 8 de Así Es Rincón de la Victoria -desde hoy en la calle- revela cómo se está produciendo vertido de aguas fecales en el Arroyo Cuevas de Torre de Benagalbón. Al parecer y según indica el concejal de Infraestructuras, Antonio Sánchez (PSOE), las responsables son dos urbanizaciones cercanas al Pabellón Deportivo Rubén Ruzafa, cuyo nombre el edil prefiere omitir. Desde el Consistorio indican no tuvieron conocimiento de los vertidos hasta el pasado 2 de septiembre. No es cierto, los propios vecinos de La Torre lo denunciaron en persona a la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE) y al propio Sánchez en junio.

Las denuncias en redes sociales datan del pasado 29 de agosto, mostrando gráficamente los vertidos (imagen inferior). Ya el 3 de septiembre, estas informaciones se complementaban con informes oficiales del estado del agua de las playas, revelando que en determinadas fechas y playas se superaron los niveles de bacteria E.Coli este verano. Si en las primeras no participó ningún miembro del equipo de Gobierno (PSOE, Ahora Rincón, IU, PA), no sucedió lo mismo en las segundas, en las que el concejal de Medio Ambiente, José Mª Gómez (PA) mantuvo un acalorado intercambio de comentarios.

Arrinconados Arroyo Cuevas

Foto de los vertidos publicadas en foros de redes sociales (C.A.M.)

Sea como fuere, el conocimiento de los vertidos en Arroyo Cuevas por parte del Ayuntamiento no se produjo en septiembre, como indican tanto Sánchez como Gómez, sino en junio. Concretamente, durante la XXIV Semana Cultural de Torre de Benagalbón, en la que la alcaldesa mantuvo una charla-coloquio con los vecinos de Torre de Benagalbón, en la sede de la Asociación de Vecinos Torresol de este núcleo.

Fue durante esa charla, celebrada el 21 de junio, a la que también asistió el concejal de Infraestructuras, en la que un vecino denunció el vertido de aguas fecales en el Arroyo Cuevas, asegurando incluso la presencia de papel higiénico. Entonces, Anaya aseguró no saber nada al respecto, diciendo tomar nota de ello para transmitirlo al área competente y solventarlo lo antes posible. A pesar de ello, los vertidos continuaron en agosto y, tanto el edil de Medio Ambiente como el de Infraestructuras afirman ahora no haber sabido nada hasta este mes.