‘Arroz Republicano’ de Izquierda Unida