Bautizos, bodas, tasas y otros intereses

Arrinconados Podemos Mira

Resulta sospechoso, más que sorprendente, la repercusión mediática que está teniendo la actualización de tasas municipales en Rincón de la Victoria.Una de las tarea de los políticos es la de adecuar las diversas estructuras de la Administración a las necesidades y demandas de la población de referencia, y lo ideal es que no lleve demasiado retraso respecto a las prácticas y deseos de la ciudadanía.

Antonio Moreno, concejal de Hacienda por Ahora Rincón y miembro de Podemos Rincón de la Victoria ha actualizado 19 ordenanzas fiscales municipales, entre ellas la que regula las tasas que cobra el Ayuntamiento por oficiar ceremonias civiles de trascendencia social.

Actualmente la ceremonia más demandada es el matrimonio civil, en el que la Administración local refrenda el contrato por el que dos personas comunican a la sociedad su compromiso mutuo.

Pero no es la única, porque los seres humanos llevamos miles de años compartiendo con nuestros amigos, familiares y vecinos los momentos importantes en nuestra vida: nacimiento, entrada en la edad adulta, matrimonio, muerte… A lo largo de la historia han variado las formas de esas ceremonias sociales, y en nuestro país en los últimos cientos de años un Estado confesional ha determinado las formas de expresión colectivas de los ritos de paso de la existencia humana: bautismo, comunión, boda y misa de difuntos.

Pero hoy en día, en nuestro país y en nuestro pueblo hay muchas personas que profesan diferentes credos -o ninguno-, que hacen valer el respeto a las diferentes creencias propio de una sociedad democrática y laica, y que solicitan a las estructuras de gestión política respuesta a sus necesidades.

La alcaldesa y el concejal de Hacienda presentaron la actualización de las ordenanzas fiscales el pasado día 22 de octubre. Su orientación, expresamente declarada en la rueda de prensa, es la protección social de los más débiles y la reactivación social. Había bonificaciones de licencias de apertura y ampliaciones de exención de alcantarillado y basuras para desempleados, aumento del IPREM y numerosas actualizaciones de tasas y conceptos fiscales que habían sido establecidos en 2004 o 2008 como poco.

Todas las ordenanzas actualizadas están disponibles en la web municipal que, aunque sigue siendo igual de fea, contiene toda la información sobre los componentes del ayuntamiento y sus actividades:

Ninguna de ellas ha merecido la atención de nadie, pero anunciar las tasas por celebración de bodas “y otro tipos de actos” en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, se ha convertido en noticia nacional…. ¿por qué?

No es una ocurrencia pues se ofician “bodas de plata”; es fácil encontrar en Internet pautas y contenidos para todo tipo de ceremonias de “ritos de paso” no religiosos, especialmente de acogida de bebés, y hay varios Ayuntamientos que incluyen ceremonias laicas en su cartera de servicios.

Hay dos explicaciones sobre el revuelo que se ha montado por la posibilidad de anticiparse a las demandas ciudadanas regulando las tasas de posibles ceremonias civiles, la bondadosa y la malvada. Siguiendo a Confucio, es posible que “Cuando el sabio señala a la luna, el necio mira al dedo.”

Pero parece más probable que el interés responda a la coyuntura pre-electoral pues no se ha publicado que “un concejal” o “el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria” incluye otros actos civiles, sino la tergiversación total y absoluta de la realidad de la noticia: Podemos promueve las “comuniones civiles” en Rincón de la Victoria (Libertad Digital).

Inmaculada Gómez Villegas