Campamentos de Verano: lo que exige la Junta y que los pliegos municipales no contemplan

El viernes pasado (19 de junio), la Junta de Andalucía publicaba en un BOJA extraordinario las medidas preventivas de salud pública en la Comunidad para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19), una vez superado el estado de alarma. Estas normas se deben aplicar a los campamentos de verano; en el caso de Rincón de la Victoria, se incumplen por los pliegos de licitación del Ayuntamiento, que se niega a aportar más información a los medios de comunicación.

Pese a la negativa por parte del Consistorio de ofrecer más información a la ciudadanía acerca de la seguridad sanitaria que se llevará a cabo en los campamentos de verano, que arrancan el próximo 29 de junio, las normas publicadas por la Junta de Andalucía son claras:

Mientras que el Ayuntamiento mantiene en sus pliegos -en base a los cuales ya se ha adjudicado el servicio- grupos en espacios cerrados de hasta 180 menores, el BOJA establece que «se establecerá un 50% del aforo habitual, con un máximo de 100 participantes, en espacios cerrados».

Ni siquiera la reducción 15 alumnos por monitor y subgrupo que asumieron las empresas que concursaron –los pliegos municipales disparaban la cifra hasta los 20 alumnos y alumnas por monitor– será suficiente para cumplir con lo que dicta la Junta de Andalucía. El gobierno autonómico indica que habrá «subgrupos de 10 menores de 12 años y 15 mayores de 12 años atendidos por un monitor».

No es la única modificación en la prestación del servicio que deberá contemplar el Ayuntamiento, puesto que si bien para la concejalía de Deportes no era necesario que los monitores contaran con la titulación de Monitor de Actividades de Tiempo Libre (se podía cambiar «por monitor infantil o formación similar»), la Junta exige que como mínimo sí se tenga la de Monitor de Actividades de Tiempo Libre.

Asimismo, el BOJA también introduce cambios en el funcionamiento respecto a lo que reflejaban los pliegos del Ayuntamiento. De este modo, es obligatorio que haya «una persona responsable de preparar todos los materiales de las actividades, y siempre será la misma. No tendrá contacto con los participantes de la actividad. Esta persona será la responsable de dar el material a los monitores antes de empezar la actividad y de recogerla al finalizar la misma. También será la encargada de higienizar todo el material antes y después de las actividades«. Dicha persona, además, podrá ser la que también se encargue de «higienizar los aseos después de cada uso».