Óscar Campos: “Ni quiero ni puedo parar a este Gobierno”

Arrinconados Pleno

Todas las miradas se dirigían hoy al ya concejal adscrito tras su salida de Ciudadanos, Óscar Campos, pues de ello dependía la aprobación inicial o no de los presupuestos municipales para 2018. Finalmente y gracias a su voto, las cuentas elaboradas por la tríada PP-PA-C’s han sido aprobadas por la mínima, en medio de una guerra de cifras entre el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Fernández (PP), y la oposición en bloque.

Mientras el alcalde, Francisco Salado (PP) y su edil de Economía calificaban los presupuestos de ambiciosos” y “sociales“, los diferentes portavoces de la oposición no han dudado en tacharlos de “profundamente antisociales“, “insolidarios“, “de perdedores” e “irreales“. Los presupuestos serían aprobados por la mínima, después de que Campos diera su voto favorable, apoyándose en los informes del interventor, según destacó. En su turno de palabra, afirmó que “ni quiero ni puedo parar a este Gobierno” que, con su voto, el mismo llevó al poder en la pasada moción de censura.

Entre los mayores reproches hacia el nuevo presupuesto, el portavoz de Ahora Rincón, Antonio Moreno, ha destacado que, sencillamente, no cuadran las cuentas. Desde su punto de vista, contar con unos seis millones de euros más de ingresos que lo presupuestado en 2016 resulta irreal. Moreno ha hecho suyas las palabras que ya el propio Antonio Fernández destacara en los debates cuando estaba en la oposición al recordar que nunca se recauda lo que se presupuesta. De hecho y según ha expuesto Moreno, si en 2016 los ingresos se presupuestaban en unos algo más de 38 millones de euros, finalmente apenas se recaudaron 35 millones. Los gastos, en cambio, tienden a superar lo proyectado, como ya sucediera en 2016 en casi un millón de euros.

Fernández ha rebatido estos argumentos con cifras de derechos reconocidos que, como ha contraargumentado Moreno, suelen presentar grandes desviaciones respecto a la recaudación neta real. Así las cosas, la socialista Encarnación Anaya teme que en 2019 el nuevo equipo de Gobierno -ella se jacta de que será el PSOE- se encontrará una situación similar a la que dejó el PP en la anterior legislatura. Entonces, tal y como se aprecia en el gráfico, el mismo Fernández presupuestó los ingresos en más de 37 millones de euros pero ni siquiera se recaudaron 32,5 millones. Una situación que aún perjudicaría más a las arcas municipales al superar lo presupuestado en gastos en más de 6 millones de euros.

A las críticas de Pedro Fernández Ibar (IU), señalando los recortes en materia social con la eliminación, por ejemplo, del Plan de Rescate Social (112.500 euros) o de los convenios para los colectivos vulnerables (dotados ahora con menos del 87%), Salado ha respondido que todo responde a la reconversión -y cambio de nomenclatura- de diversas partidas, por lo que en realidad el gasto social crece en un 6%.

No cambia de nomenclatura, en cambio, las subvenciones culturales, que caen a la mitad con 10.000 euros (aunque, de ejecutarlas, ya será más que los 20.000 euros con que PP-PA dotaron a 2017 y finalmente ni siquiera las han convocado), o el montante destinado a subcontratar servicios con empresas externas, que tal y como ha señalado Anaya, que ha aumentado en casi 168.000 euros, superando así los 300.000.

Presupuestos Participativos

Otro de los puntos más controvertidos ha sido el de la eliminación de los Presupuestos Participativos. El primero en llamar la atención sobre ello ha sido el concejal no adscrito, Antonio Pérez, que ha criticado que consultar selectivamente a determinadas asociaciones, privando de la participación al conjunto de la ciudadanía rinconera, sea suficiente para adosar el calificativo de “participativos” a estos presupuestos.

Arrinconados Pleno

Antonio Fernández (PP) durante su intervención.

Antonio Fernández, que un año después de la primera edición de Presupuestos Participativos, admitió desconocer los proyectos, no sólo propuestos, sino votados por la ciudadanía, hoy los ha querido poner en valor. En su particular intepretación de participatición, apoyada por Salado, ha sugerido que no será viable abrir un nuevo proceso hasta que no se ejecuten las cerca de 55 propuestas ciudadanas de hace un año. Hasta entonces, la tríada PP-PA-C’s considera suficiente participación el buzón de sugerencias abierto, únicamente, a los colectivos seleccionados por ellos mismos, sin contemplar un proceso en el que se llame a las urnas físicas y telemáticas.

Refuerzo en Policía y Urbanismo

Además de los presupuestos municipales, hoy también se ha aprobado con el apoyo de la tríada y Campos, la modificación de los planes de ajuste de manera que sea posible incorporar nuevas plazas al Ayuntamiento. Así y tal y como avanzaba este medio, se contrará en 2018 a tres agentes de policía; y, como ha indicado Salado, dos refuerzos en el área técnica “en áreas que generan economía, como es Urbanismo”.

Arrinconados Pleno

Anaya (PSOE) cuestiona las cuentas ante la sonrisa del interventor.

PSOE, Ahora Rincón (que se han abstenido) e IU (que ha votado en contra) han reprochado que no se refuerce, por ejemplo, Servicios Operativos, que verá reducida su plantilla en dos personas al producirse dos jubilaciones, llegando a acusar al Gobierno de querer desmantelarlo. Algo que al actual edil responsable, José Luis Pérez (PA), no le ha motivado lo suficiente para participar en el debate, a pesar de que ya en mayo de 2016, cuando contaba con cuatro trabajadores más que en la actualidad (que sólo hay 23), lamentaba que Rincón debería contar con al menos 55 personas en plantilla”.

José Mª Gómez (PA) ha vuelto a evidenciar su desconocimiento sobre algunos asuntos del día a día del Ayuntamiento, al confundir la Bolsa de Empleo municipal, creada únicamente para cubrir bajas temporales, con un recursos para sustituir a trabajadores que se jubilen. El andalucista ha asegurado ver “el Ayuntamiento muy tranquilo y muy vacío”, considerando este hecho suficiente indicador de que la ciudadanía está conforme con los servicios prestados por el Ayuntamiento en materia de limpieza, jardinería, iluminación, etc.