Denuncian al Ayuntamiento por infringir la legislación de protección de datos personales

El pasado 10 de agosto, la concejalía de Bienestar Social abría el plazo de inscripción para una nueva edición del curso gratuito de boxeo y autodefensa para mujeres. Dichas inscripciones se gestionaban por correo electrónico a través del Centro Municipal de Información a la Mujer (CMIM), que en su respuesta olvidó incluir las direcciones de las solicitantes con copia oculta, de manera que todas ellas eran visibles. Estos hechos, que no son las primera vez que ocurren en el Consistorio rinconero, han propiciado la presentación de una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) al considerar que se han infringido la Ley de Protección de Datos Personales (LOPD) y el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Los hechos acaecidos son de especial relevancia dado el objetivo del taller gratuito que, como indicó la propia edil responsable, Elena Aguilar (Cs), es «ofrecer a las mujeres las herramientas y recursos necesarios superar de una forma más competente cualquier situación vital», como casos de violencia de género.

Según ha podido saber Arrinconados, desde el CMIM no sólo se envió respuesta con todas las direcciones de las solicitantes visibles, adjuntando un formulario para cumplimentar con los datos personales, sino que posteriormente la denunciante continuó recibiendo correos electrónicos dirigidos al CMIM con los datos personales de las otras solicitantes, entre los que figuraban nombre y apellidos, DNI, fecha de nacimiento, dirección de correo electrónico y teléfono, lugar de empadronamiento o, incluso, patologías o enfermedades previas.

La denunciante puso los hechos en conocimiento del Delegado de Protección de Datos del Ayuntamiento, que admitió la incidencia. Según dicta el RGPD, esta figura es obligatoria en la Administración Local y, en el caso del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, se optó por externalizarla, contratando el servicio con la empresa marbellí Privacidad Global S.L. por algo más de 5.000 euros al año.

Posteriormente, la denuncia ha sido presentada ante la AEPD, que el año pasado incrementó el número de sanciones a la Administración Pública en un 160%, si bien es cierto que éstas suelen quedar sólo en apercibimientos; muy diferente a lo que sucede en el sector privado, en el que a finales del año pasado, por una infracción similar, se impuso una multa de 10.000 euros a un despacho de abogados.

No es la primera vez que sucede algo parecido en el Ayuntamiento rinconero. Durante la presente legislatura, el concejal socialista Antonio Sánchez ya advirtió durante un Pleno del envío de correos electrónicos con todos los destinatarios visibles para tramitar las becas del transporte universitario.

Polémica adjudicación de plazas

Por otro lado, la infracción de la legislación de protección de datos no es la única polémica que ha acompañado a los talleres de boxeo. Según informó el CMIM en un primer momento, las plazas sería cubiertas por orden de llegada de las solicitudes al correo electrónico. Sin embargo, el criterio ha cambiado posteriormente sin haber sido notificado.

Ante el gran número de solicitudes recibidas y contraviniendo lo anunciado, desde Bienestar Social se optó por realizar un sorteo, comunicado tras su realización sin que se tenga conocimiento de cómo se ha desarrollado ni quiénes asistieron al mismo en aras de la transparencia.