Derecho de réplica: el mensajero infiel

Arrinconados Dinero

El pasado 23 de febrero de 2016, Arrinconados publicó bajo el título “Los Presupuestos prevén dejar de pagar cerca de un millón a los consorcios”,  una información relativa a los Presupuestos Municipales para 2016. Dicho artículo se sitúa entre la media verdad y la media mentira en virtud de la simplicidad de los datos y el contenido. A pesar de que se citan, en parte, cifras objetivas, las conclusiones no se corresponden con la realidad en base al raquitismo de sus referencias. El motivo principal, es que el método de análisis utilizado es incompleto y carente de importantes consideraciones para ofrecer una visión global y técnica de la situación.

Ahora Rincón y su área de Economía se prestan, con sinceridad, a su medio, para que en un futuro puedan requerir cuantos datos y referencias les podamos facilitar para que los contrasten con sus fuentes informativas: el mensajero infiel, a veces,  es un testaferro al servicio de una manipulación intencionada. Y que de esta forma, su publicación goce de la profesionalidad que le caracteriza.

La información de dicho artículo está basada en el contenido  de un trabajo redactado por un inscrito de Ahora Rincón. Un análisis en el uso de su libertad individual para mostrar su opinión particular. “La división en las filas de Podemos Rincón de la Victoria y los reproches del sector crítico…” que se citan en su medio, son un producto de la ficción. Si existiera tal corriente, para nuestro partido sería un motivo de satisfacción, que se caracteriza por el pensamiento crítico como fuente de progreso y señas de identidad.

En el artículo se califica de maquillaje contable la cifra de 2,5 millones de superávit en el Presupuesto para 2016 acusando de opacidad, cuando no de engaño, al ciudadano. Argumenta que a la cifra de 2.5 millones de superávit previsto hay que restarle 1 millón de euros que no han sido dotados para el pago a los consorcios y otro millón que se ha presupuestado ingresar en exceso por transferencias de la Junta de Andalucía para políticas de servicios sociales e igualdad, dando como resultado un superávit máximo de 500.000 euros. Sin tener en consideración las siguientes  puntualizaciones:

1.- Los consorcios están insuficientemente dotados de créditos en el Presupuesto actual con 1 millón menos del coste total del servicio. No obstante hay reconocidos 2,6 millones de créditos de Presupuestos de ejercicios anteriores que permitirían abonar el coste total del servicio. Por tanto, la insuficiente dotación presupuestaria de los consorcios no afecta al superávit de este ejercicio, siendo incorrecto restarle 1 millón al superávit inicial previsto.

2.- Las transferencias de la Junta de Andalucía en el año 2015 fueron de casi 1.200.000 euros, frente a los 650.000 de 2014. En 2016 esperamos ingresar 1.600.000 euros en este concepto, pero si no fuese así tomemos al menos el dato de 2015 y restemos al superávit inicial, serían  400.000 euros y no 1 millón la diferencia.

3.- El equipo de gobierno ha bloqueado el 25% del Presupuesto del capítulo II en una cifra que asciende a cerca de 3 millones. Estos créditos serán desbloqueados parcial o totalmente en función de la evolución del ejercicio económico. Tras responder al coste total de la EMMSA, seguimos teniendo retenido 1 millón aproximadamente.

4.- Por otro lado existen remanentes de crédito provenientes de Presupuestos anteriores por valor de 1,8 millones y que podrían ser desafectados para incorporarse al Presupuesto actual, dando un cierto margen de maniobra para garantizar el cumplimiento de las previsiones del Presupuesto con superávit inicial de 2,5 millones.

El área de Economía ha elaborado un Presupuesto con superávit de 2,5 millones, cuando lo habitual es equilibrar ingresos y gastos. La finalidad de presupuestar superávit es sanear la pésima situación económica en la que encontramos las arcas municipales en el momento del cambio de corporación en junio de 2015, con una deuda cifrada en 73,4 millones de euros según el informe emitido por la Intervención municipal. El objetivo es arreglar el desaguisado dejado por la corporación anterior, en un ejercicio de responsabilidad política, autoimponiéndonos una disciplina en el gasto para pagar los excesos que cometieron los gestores anteriores.

Ahora Rincón