El Ayuntamiento da los primeros pasos para resolver su rompecabezas informático

Arrinconados Informatica

El Ayuntamiento rinconero ha anunciado hoy la firma de un contrato con la empresa GT3 Soluciones S.L. para la implantación de una plataforma de Administración Electrónica. Con una coste de 72.177,47 euros sobre los 72.600 euros licitados, el contrato tendrá una duración de dos años, si bien es cierto que el segundo de ellos únicamente estará dedicado al mantenimiento.

Según ha informado la concejala de Nuevas Tecnologías, Josefa Carnero (PP), gracias a la nueva plataforma se podrá realizar “la tramitación completa de expedientes administrativos y la presentación de solicitudes por parte de personas físicas y/o jurídicas de manera telemática, así como el acceso a información de interés”. En tan sólo seis meses desde el inicio de los trabajos, la plataforma deberá estar en funcionamiento. Previamente, habrán sido necesarios dos meses de análisis y migración y otros tres para la implantación y puesta en marcha.

Por su parte, el alcalde, Francisco Salado (PP), ha explicado que “gracias a esta nueva Administración Electrónica conseguiremos una mayor optimización y transparencia de los recursos y gestiones municipales, a la vez que facilitaremos el acceso de los ciudadanos a diferentes trámites administrativos, ahorrando costs y tiempo”. En este sentido, el Consistorio se encamina al cumplimiento de lo que dicta la ley, puesto que hoy por hoy está muy lejos de alcanzar los objetivos que perseguían las leyes 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público. En ambos casos, una de las premisas fundamentales era la unificación de todas estas aplicaciones informáticas para, por un lado cumplir los requisitos legales y, por otro, optimizar los recursos y la gestión municipal.

Aunque Salado ha destacado que este anuncio forma parte del acuerdo de investidura suscrito con Ciudadanos, en el que se daba “prioridad a las actuaciones de modernización de la Administración Electrónica”, la licitación de este concurso público es anterior, incluso, a la moción de censura que devolvió al PP al Gobierno, en compañía del PA y el apoyo de la formación naranja.

Rompecabezas informático

Carnero ha destacado que “esta nueva plataforma permitirá mejorar la operatividad de las distintas oficinas y áreas, además del seguimiento de la actividad municipal”. No en vano, el Consistorio rinconero cuenta con un auténtico puzzle de aplicaciones que se han ido adquiriendo con el paso de los años sin aparente planificación, habiendo desembocado en silos estancos de información que no pueden interoperar entre sí.

Para dar una idea del desbarajuste tecnológico, basta mencionar que el mismo año que se aprobaron las leyes estatales que buscan la unificación de aplicaciones, el Ayuntamiento reemplazó la aplicación de Registro que ahora habrá de volver a ser migrada a la nueva plataforma.

Esta situación ha derivado en un merma en la calidad del servicio a la ciudadanía puesto que, al no ser posible la integración de las aplicaciones instaladas en las diferentes áreas, existe incompatibilidad de formatos, obliga a la realización manual de tareas para el intercambio de información y, en muchos casos, la digitalización de información ni siquiera existe.

 Dado que los técnicos municipales aseguran que en el directorio general de aplicaciones, dependiente de la Administración del Estado, no existen soluciones disponibles que se puedan reutilizar para resolver estos problemas de integración, ha sido preciso la contratación de esta nueva plataforma.

Como en toda implantación informática de una plataforma de estas características, los cambios no vendrán únicamente del lado tecnológico, sino que será necesario incorporar nuevos procesos procedimentales y organizativos en el día a día de l@s trabajador@s municipales.

Desde el punto de vista tecnológico, la nueva plataforma estará basada tanto en servidores locales como en la nube (cloud), con acceso desde cualquier navegador estándar y con cualquier versión de Windows, así como otros sistemas operativos como Linux o MacOs. Asimismo, el sistema, que debería incorporar tecnología AJAX, deberá ser accesible desde cualquier dispositivo móvil, tanto con Android como con iOS.