El Ayuntamiento da marcha atrás y cancela el espectáculo del Circo Jamaica

Arrinconados Circo Jamaica

Después de que Arrinconados revelara que el Circo Jamaica trabaja habitualmente con animales, el Ayuntamiento ha anunciado la revocación de la licencia concedida y, por tanto, la cancelación de todas las funciones previstas desde hoy 22 de julio hasta el próximo 8 de agosto.

A pesar de que uno de los responsables del Circo Jamaica asegurara a este medio que el espectáculo preparado para Rincón de la Victoria no contemplaba la participación de ningún animal, el hecho de que este circo trabaje de manera habitual con ellos generó una gran polémica en las redes sociales tras la publicación de Arrinconados.

Arrinconados_Circo_8

Recinto en Huerta Julián donde el circo mantiene a sus animales.

A fin de cuentas, el espíritu de la nueva ordenanza de animales así como de la declaración institucional de ‘Ciudad amiga de los animales’, no sólo va en contra de estas prácticas dentro del término municipal, sino también de aquellos espectáculos que lo defiendan de algún modo.

En el caso concreto del Circo Jamaica, Arrinconados constató que los responsables circenses mantenían a sus animales en jaulas bajo una carpa, tal y como se aprecia el camello blanco de Mongolia en la foto superior.

Sin embargo, responsables del espectáculo aseguran que cuando el Consistorio rinconero concedió el permiso, “nadie nos indicó que también estuviera prohibido que los animales tocaran tierra, sólo que no podían actuar”, si bien es cierto que la ordenanza es clara en ese aspecto y su desconocimiento no exime de cumplimiento.

Estas mismas fuentes lamentan que el debate animalista les afecte, a pesar de que, según afirman, amaestran con premios y no con castigos. En esa línea, indican que animales como el camello o los perros con los que actúan fueron rescatados de penosas situaciones: el primero “nació ya en cautividad y era explotado transportando turistas, los canes tenían sus días contados en la perrera y los ponys estaban en unos establos pequeños de ciudad”.

Convencidos de que en su circo no hay maltrato animal ninguno (ver vídeo superior), desde el Circo Jamaica consideran que la polémica es artificial e incompleta, ilustrando su planteamiento con el hecho de que en Rincón de la Victoria existan cadenas de comida rápida que, desde su punto de vista, “también se lucran de los animales” cuya existencia antes de convertirse en hamburguesas, según indican, no es digna.