El Ayuntamiento destina más de 11.000 euros sobre lo presupuestado para cubrir el Cliente Oro y el alumbrado navideño

Arrinconados Navidad

Esta semana el alcalde, Francisco Salado (PP), ha anunciado la nueva campaña de Cliente Oro y la programación navideña en el municipio. Sólo entre la primera de las iniciativas y el alumbrado navideño, el Consistorio supera en más de 11.000 euros lo que tenía previsto gastar en los Presupuestos que tanto PP como PA, en colaboración con Ciudadanos, aprobaron el pasado mes de septiembre.

El regidor popular manifestaba el año pasado encontrarse “profundamente entristecido” por el “decorado navideño desfasado”. Quizás por ese motivo, este año el bipartito PP-PA ha decidido gastar en el alumbrado navideño -cuyo encendido será el próximo día 1 de diciembre-, un 37% más que en 2016, pasando de los 21.780 euros del año pasado a los más de 29.800 euros de estas Navidades.

La empresa encargada del alumbrado es Díaz Serrano. La adjudicación de estos trabajos no aparece en la Plataforma de Contratación del Sector Público y  tampoco puede haberse tramitado como contrato menor, puesto que para ello no debería superar los 18.000 euros (sin IVA). Este es el motivo por el que en 2016 el coste fue de 18.000 euros más IVA y, tanto en los Presupuestos Municipales confeccionados por al anterior equipo de Gobierno como por el actual, la partida contemplada era de 21.700 euros.  En este sentido, el bipartito PP-PA ha gastado en este asunto más de 8.100 euros que no tenía contemplados.

No es el único capítulo en el que el Consistorio ha tirado la casa por la ventana: la iniciativa comercial ligada a la ACERV del Cliente Oro había visto reducida su partida presupuestaria en un 50%, pasando de 6.000 euros a 3.000. Sin embargo, y a pesar de que la tríada PP-PA-C’s habían mantenido en sus cuentas este recorte, esta semana Salado anunciaba que el Ayuntamiento volverá a invertir 6.000 euros, esto es, el 100% del coste de la campaña de Cliente Oro de la que se favorecen la ACERV y sus socios y 3.000 euros que tampoco se tenía previsto gastar en este asunto.