El Ayuntamiento incrementó su deuda en 10 millones en el último tramo de PP

Arrinconados 500 euros

“Desde que Montoro nos dijo que pusiéramos el contador a cero [año 2013], el Ayuntamiento ha incrementado la deuda municipal en 10 millones de euros”. Así de tajante se ha mostrado esta mañana el interventor municipal, Gaspar Bokesa, durante su comparecencia en rueda de prensa, en la que ha anunciado que el actual estado de la deuda del Consistorio se cifra en 73,4 millones de euros.

Bokesa ha desglosado el estado de las cuentas municipales, de lo que se desprende que si al principio de la legislatura anterior (PP) la deuda financiera del Ayuntamiento ascendía a 32 millones de euros, en la actualidad la cifra se habría disparado hasta los 59,8 millones de euros. Mientras que la deuda procedente de la ejecución de inversiones y de inyecciones de liquidez para Tesorería asciende a 24,2 millones, la mayor parte del incremento respecto al estado inicial de 2011 vendría de la mano de los dos Planes de Pago a Proveedores.Arrinconados Tipo Deuda

Para cubrir el primero de estos Planes (2012) habría hecho incurrir al Consistorio en una deuda adicional de 23,4 millones de euros y, en 2013 con el segundo plan, en 12,2 millones de euros. Sería en ese momento en el que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, habría puesto el contador de los Ayuntamientos a cero y, según el interventor municipal, “la deuda aumentó en 10 millones de euros”. Bokesa, que califica la situación del Ayuntamiento como “delicada” y lo describe como “un enfermo que se está curando poco a poco”, ha afirmado que éste “no se apretó el cinturón” en la legislatura en la que el Partido Popular estuvo al frente.

Nuevo baile de cifras

Las cifras hoy aportadas por el interventor municipal poco tienen que ver con las que ofrecía el ex alcalde popular Francisco Salado en campaña electoral. Si Salado hablaba de una deuda total de 90 millones de euros, los datos del interventor rebajan esa cifra en 16,6 millones de euros, lo que sin duda es una buena noticia para el municipio. Esta rebaja se produce a pesar de que los dos Planes de Pago a Proveedores supieron finalmente 15,6 millones más de lo que expuso el PP en campaña.

Arrinconados Liquidez

Preguntado el interventor al respecto, éste ha indicado que “yo sólo respondo por las cifras que figuran en mis libros, no por las que otras personas lleven aparte”. En esa misma línea, Bokesa ha explica que “los 5,7 millones de remanente de Tesorería a que hacía referencia el PP era un superávit contable, pero no de liquidez, es decir, no de billetes del Banco de España”. Así las cosas, la situación de liquidez del Consistorio es deficitaria, con una falta de liquidez de 8,4 millones de euros.

Arrinconados Interventor

Antonio Moreno (Ahora Rincón), Encarnación Anaya (PSOE) y Gaspar Bokesa.

Bokesa ha remarcado que “es necesario generar 2,5 millones de Tesorería para poder acabar el año”, es decir, para que el Ayuntamiento pueda hacer frente a los pagos corrientes. Dado que los ingresos del Ayuntamiento derivados de la Construcción han pasado en los últimos años de suponer entre 8 y 10 millones de euros a no llegar al medio millón, el interventor ha señalado que “será necesario buscar fórmulas de ingreso sin aumentar la presión fiscal a través de fórmulas, como aflorar las bolsas de fraude y morosos existentes, al tiempo que se recorta en el capítulo de gastos no obligatorios”.

Una situación la que se ha encontrado el cuatripartito muy diferente a la que hubiera tenido el PP en 2011 cono punto de partida. Según el interventor, en junio de 2011 el acta de arqueo presentaba 10 millones de euros, de los cuales 7,6 millones eran de libre disposición y 2,2 millones estaban condicionados. Por el contrario, en junio de 2015, el acta de arqueo ha presentado únicamente 2,2 millones afectados, sin existencia alguna de liquidez.

Recortes en sueldos políticos

Por su parte, el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Moreno (Ahora Rincón) ha desglosado los salarios de los distintos concejales del Ayuntamientos. Mientras que la alcaldesa, Encarnación Anaya y el primer teniente de alcalde (el propio Moreno), percibirán 38.000 y 36.000 euros brutos al año, respectivamente -cifra fija para los cuatro años-, en el capítulo de concejales se distinguen tres categorías diferentes:

 

Arrinconados Salarios

Asimismo, los cargos de libre designación se han reducido de 6 a 4, con una considerable rebaja de la retribución, pasando de los 35.000 euros brutos/año de la legislatura anterior (aunque desde el PP se hable de 30.900 euros) a los actuales 23.000 euros. Si bien cada una de las formaciones del cuatripartito (PSOE, Ahora Rincón, IU y PA) propuso uno de estos cargos, sus responsabilidades serán multildisciplinares, trabajando para el conjunto del equipo de Gobierno, según ha precisado Moreno. De este modo, el PSOE habría propuesto a Javier Guerrero; Ahora Rincón a Nacho Muñoz; IU a Carlos A. Tejón y PA a Mª Carmen Cañizares.

Los recortes en las retribuciones estarían ahorrando a las arcas municipales algo más de 123.000 euros en total, que tal  y como ha explicado Moreno irán íntegramente a financiera el Plan de Rescate Social, dotado con cerca de 125.000 euros. Esta es una de las modificaciones presupuestarias que irán al Pleno municipal de la semana que viene, junto con una partida de unos 55.000 euros al área de Gobierno Abierto y Participación Ciudadana.

Asimismo, en los concejales de la oposición, según Moreno, también se produce un recorte de 33.960 euros, dado que los portavoces de la oposición (Elena Aguilar por Ciudadanos y Sergio Díaz por el PP) percibirán 11.000 euros brutos. En cuanto a la la aportación a los grupos políticos, ha sido reducida en un 41%, hasta 26.000 euros.

Las dietas de Salado

Respecto a la polémica surgida hace unas semanas por el cobro de dietas por parte del anterior regidor, Francisco Salado (PP), Moreno ha indicado que la cifra total percibida fue de 3.320 euros por asistencia a Plenos y Comisiones. En palabras del concejal de Economía, “lo destacable no es la cantidad en sí, sino que durante un Pleno municipal el señor Salado asegurara que no estaba cobrando las dietas. La diferencia respecto a Pedro Fernández es que éste nunca ocultó ni negó que las cobrara”.

Desde el equipo de Gobierno no han podido precisar si cuando Salado aseguró no cobrarlas efectivamente sí lo hacía -lo que podría traer consecuencias más allá de las meramente políticas- o, por el contrario, la decisión de percibirlas con retroactividad en su totalidad se produjo con posterioridad a la declaración en sede municipal.

ACTUALIZACIÓN (31/07/2015): La retribución de los anteriores cargos de confianza con el PP no era de 35.000 euros brutos/años, sino de 30.890 euros brutos/año.