El Ayuntamiento no cubre el déficit anual del servicio de Rinconbus

Arrinconados Rinconbus

El servicio municipal de transporte de viajeros es deficitario. Cuando en 2010 se firmó el contrato con la adjudicataria, la cooperativa Rinconbus, se llegó al acuerdo de que el Ayuntamiento pagaría cada año una subvención equivalente a la cuantía de ese déficit, con un tope máximo de algo más de 168.000 euros. Según denuncian desde Rinconbus, en los tres últimos años, a pesar de que el déficit por la falta de viajeros excedió esa cantidad, únicamente han recibido 150.000 euros.

Antonio Clos, presidente de la cooperativa, explicó a Arrinconados que, desde 2013, el Consistorio rinconero únicamente abona 150.000 euros, rebajando en 18.000 euros anuales lo comprometido por contrato; todo ello a pesar de que las pérdidas del servicio son superiores, segúnel presidente.

Como consecuencia directa de ello, han comenzado a producirse retrasos en el pago de las nóminas de los empleados de Rinconbus, que el concejal de Movilidad Sostenible, Pedro Fernández Ibar (IU), fija en un mes, y el presidente de la cooperativa en unos días. Sea como fuere, el edil de IU asegura que próximamente se procederá al pago de 54.000 euros para cubrir ese déficit, así como de un adelanto de 12.000 euros -aprobado en Junta de Gobierno- para garantizar el pago de las nóminas.

Estas cantidades, sin embargo, no se ajustan a todos los atrasos previos desde 2010 que la cooperativa denuncia, si bien es cierto que cubre la diferencia de 18.000 euros por estos tres últimos años. Clos aclara que “recibimos la subvención de un año para otro, cuando se ha calculado el déficit exacto”. Este déficit se calcula multiplicando el número de kilómetros recorridos durante el año por el coste material del kilómetro y por los gastos generales más el beneficio industrial variable. A la cantidad resultante de esa operación habría que restarle los ingresos por tarifas y otros conceptos.

Por otro lado, Rinconbus puso en servicio recientemente un nuevo vehículo accesible. A diferencia del anterior, para cuya adquisición Clos explica que el Ayuntamiento concedió un préstamo  de 44.420 euros a pagar en 48 mensualidades de 1.000 euros con un interés al 4%, para el nuevo autobús se ha recurrido a la fórmula de leasing.

El contrato con Rinconbus tiene una vigencia de 15 años (hasta 2025), prorrogable hasta un máximo de 25 años por periodos de tres años.