El Ayuntamiento podría retirar a Cajamar un volumen de negocio de más de 36 millones

Arrinconados Cajamar

El Ayuntamiento ha dicho basta. Tras varios intentos infructuosos tratando de rebajar a prudencia financiera (por debajo del 1%) los tipos de interés de los préstamos que mantiene con Cajamar, se ha plantado y ya ha dado los primeros pasos para retirar todo el volumen de negocio que aporta a la entidad bancaria. No es un asunto menor: Cajamar acapara más del 90% del volumen transaccional del Consistorio rinconero.

El órdago ya se ha lanzado, aunque no ha habido respuesta positiva por parte de la entidad. De hecho, se viene coqueteando con esta idea desde el año pasado, cuando se entablaron conversaciones con Cajamar para rebajar a prudencia los tipos de interés. No fue posible. La caja tiene dos préstamos con esta entidad: uno de ellos vence el 27 de julio de 2021 y, con un capital pendiente de amortizar de unos 1,8 millones de euros, se encuentra a un interés del 3,5%. El segundo de ellos, al 5,75%, vence el 27 de diciembre de 2026 y cuenta aún con 7,3 millones de capital pendiente de amortizar.

Según indica el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Moreno (Ahora Rincón), Cajamar acapara prácticamente todas las transacciones del Ayuntamiento, con la excepción de los APAL (Deportes, Cueva del Tesoro y Delphos) y la PIE (Participación de los Ingresos del Estado), lo que supone más de 36 millones de euros.

Por este motivo, Moreno sostiene que “aún bajando a prudencia financiera, creemos que seguiría ganando mucho dinero”. En este contexto, la posición de Cajamar parece inamovible, lo que ha propiciado que desde el Ayuntamiento ya se hayan entablado negociaciones con otras entidades.

El concejal de Economía y Hacienda indica que “la banca ética ha sido la primera de las opciones”. Sin embargo, las entidades de la zona con las que ha contactado el Consistorio no cuentan todavía con una estructura de la envergadura necesaria para absorber este volumen, aunque se estarían estudiando todas las opciones. Asimismo, Moreno apunta que existen conversaciones también con otras “entidades clásicas”, con las que “aunque no consiguiéramos bajar a prudencia financiera, obtendríamos otros beneficios para el municipio como es impedir que se produzcan desahucios.

Arrinconados ha tratado de contactar en varias ocasiones con la dirección de Cajamar en Rincón de la Victoria, sin que ésta haya mostrado disposición a compartir su versión de los hechos.