El Ayuntamiento retrocede en transparencia

El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria no destaca por ser de los Consistorios más avanzados en materia de transparencia. A pesar de que tener por delante un gran margen de mejora en este aspecto, durante esta legislatura se avanzó algo al publicar, entre otros, los listados de contratos menores, las retribuciones del personal municipal o las agendas institucionales de nuestros representantes políticos. Precisamente este último punto, que nunca llegó a llevarse a término en su plenitud, se ha esfumado de la web municipal.

Desde que se produjo la moción de censura el pasado 5 de junio, la ciudadanía no tiene conocimiento de las agendas de nuestros políticos. Anteriormente, cualquier vecin@ podía consultar, semana a semana, las reuniones que mantenían y con quién buena parte de nuestros representantes políticos.

Los ediles más cumplidores con este cometido durante esta legislatura fueron la alcaldesa Encarnación Anaya, así como l@s concejal@s que han pasado por las delegaciones de Cultura, Ferias y Fiestas y Buen Gobierno. Les seguían, con intermitencias en la publicación de sus agendas, Urbanismo e Infraestructuras, Bienestar Social y Economía y Hacienda. Los concejales menos cumplidores, Medio Ambiente, Servicios Operativos, Empleo, Comercio y Vía Pública.

Desde el pasado mes de junio, todo el equipo de Gobierno, con el alcalde, Francisco Salado (PP) a la cabeza, se han sumado a éstas últimos, sin que haya publicado ni una sola de sus reuniones o actos desde que asumieron su nuevo cargo.

Paralelamente, las publicación tanto de las licitaciones como de adjudicaciones de concursos públicos ya no cuentan con su espacio propio en la Sede Electrónica de la web municipal, sino que remite a la Plataforma de Contratación del Sector Público, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, en donde no figuran, ni siquiera, las últimas adjudicaciones de contratos públicos.