El Ayuntamiento se somete a un nuevo Plan de Saneamiento para tomar oxígeno financiero

Arrinconados Pleno

Izquierda Unida (IU) y Ciudadanos se quedaron solos en su negativa a apoyar el Plan de Saneamiento 2017-2021 que pondrá en marcha el Ayuntamiento para corregir los incumplimientos en que ha incurrido por segundo año consecutivo (objetivos de la regla del gasto, de la estabilidad financiera y de la deuda, plazo medio de pago a proveedores…). Si C’s optó por la abstención por, entre otros motivos, no haber tenido tiempo de evaluar las proyecciones de gastos e ingresos facilitados a la oposición con menos de un día de antelación, en el caso de IU el voto fue negativo por entender que la medida no beneficia al municipio.

Ayer tuvo lugar un Pleno Extraordinario y urgente para aprobar la adhesión a la ampliación de tres años del periodo de carencia y de amortización de los préstamos formalizados con el Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores y con el Fondo de Ordenación. El motivo de la urgencia vino por el hecho de que el ministerio de Hacienda comunicó la convocatoria el pasado jueves 30 de marzo, terminando el plazo para remitir toda la documentación hoy mismo.

Esta medida no dota al Ayuntamiento de más partida presupuestaria, sino que permite retrasar el pago de los préstamos por espacio de tres años. En palabras del portavoz de IU, Pedro Fernández Ibar, “se trata de dar una patada adelante a la deuda, hipotecando a futuras Corporaciones”, al tiempo que indicó que “saldrá algo más caro al Ayuntamiento”, puesto que durante estos tres años que se paraliza ese pago, los intereses correspondientes sí son abonados.

A pesar de lo expuesto, el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Moreno (Ahora Rincón), expuso los beneficios que, desde su punto de vista, traerá al municipio. Según él, se trata de “un alivio” para las arcas municipales de algo más de 14,2 millones de euros, lo que contribuirá, no sólo a corregir los incumplimientos financieros del Ayuntamiento, sino también a sanear su tesorería y resolver el plazo medio de pago a proveedores.

Precisamente este última medida, según Moreno, podría favorecer al “estímulo de la economía local”, puesto que permitirá pagar los atrasos que sufren los proveedores del Ayuntamiento -a los que se paga, según Moreno, por “escrupuloso orden de antigüedad”, existiendo facturas sin haber sido abonadas con más de seis meses desde que se emitieran-. De este modo, tanto las pymes y autónomos locales tendrán un balón de oxígeno al cobrar por los trabajos realizados -impactando, quizás, en reducir los más de 4.100 parados registrados en el municipio.

Plan de Saneamiento

Poder obtener este aplazamiento de tres años  en el pago de los préstamos (que la propia alcaldesa calificó de “medida cortoplacista”, aunque necesaria) tiene su contrapartida. Concretamente, la aplicación de un Plan de Saneamiento hasta 2021 que fue lo que propició que IU se quedará sola en su negativa a apoyar la medida. En contra del discurso del equipo de Gobierno, que indica que se producirá una mejora de los servicios públicos, Fernández Ibar expuso una situación de deterioro, toda vez que el plan establece “no cubrir las jubilaciones que se produzcan, salvo en los casos que la ley permita”. En su opinión, dado que las tasas de reposición impuestas hasta ahora por el Gobierno central prácticamente sólo permiten cubrir las jubilaciones en Policía Local, Fernández Ibar teme una oleada de subcontrataciones y privatizaciones de servicios públicos.

No es la única medida de cara al personal laboral del Ayuntamiento: además de no contratar a nadie cuyo puesto no se autofinancie por baja o sustitución, las gratificaciones por servicios realizados fuera de la jornada habitual se producirá de manera excepcional. Un polémico asunto que viene de lejos, puesto que mientras que a trabajadores de Cultura, Ferias y Fiestas se les ha llegado a adeudar más de 10.000 euros en horas extra (derivadas de ferias, Noche en Blanco, Cabalgata de Reyes…), la Policía Local sí ve cubiertas sus horas porque, como admitió su propio inspector jefe, los agentes presionan con no cubrir determinados eventos si no cobran esas horas fuera de turno.

Entre otros argumentos de oposición por parte de Fernández Ibar, también destacaron la reducción de los importes de subvenciones a conceder. El año pasado, el equipo de Gobierno recuperó la convocatoria de subvenciones para Cultura y Bienestar Social. En éste último caso, no se convocaron finalmente, a pesar de estar presupuestadas, mientras que en Cultura el importe fue únicamente de 10.000 euros.

Asimismo, el portavoz de IU advirtió de un incremento de la presión fiscal para obtener el incremento de ingresos proyectado por el Plan de Saneamiento. A este respecto, Moreno negó que se vayan a subir los impuestos a la ciudadanía, explicando que el incremento de ingresos vendrá de la mano de “una mejora de la gestión recaudatoria”. En este sentido, la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE),  señaló que se han venido produciendo reuniones con el Patronato de Recaudación para que, entre otras medidas, destine a personal en el Ayuntamiento dedicado en exclusiva al municipio, puesto que ahora se comparte con otras localidades como Vélez-Málaga.

Esta mejora permitiría aflorar bolsas de fraude o actualizar los padrones de IBI, del impuesto de vehículos de tracción mecánica (IVTM) o de actividades económicas (IAE), entre otras. Aunque el Ayuntamiento recauda únicamente en torno al 80% de los derechos reconocidos, la mejora que se espera obtener con estas medidas es de un 0,30%. En casos concretos como el del IBI, la mejora que se espera es del 0,5%. El mayor crecimiento porcentual en cuanto a ingresos, vendrá del lado del ladrillo, pues se espera incrementar la recaudación anual en concepto de licencias urbanísticas en un 0,75%.

En cuanto a las ayudas como las previstas para el pago del IBI, el edil de Ahora Rincón aseguro que éstas no se verán afectadas en modo alguno al haberse excluido las políticas sociales del Plan de Saneamiento, hasta el punto de que no dudó en afirmar que “o se mantendrán o se incrementarán porque habrá mejorado la situación de tesorería”.

Precisamente, se acaba de abrir el plazo a las ayudas al pago del IBI hasta mayo, pudiendo obtenerse en algunos casos hasta un 75% del recibo (frente al 50% del pasado). Además, el tipo impositivo baja del 0,96% al 0,92%, lo que contribuirá a aliviar el 10% de subida interanual del recibo extablecida por el Gobierno central. Así, no es que l@s rinconer@s vayan a pagar menos IBI, como expuso Moreno ayer, si no que como él mismo explicó al anunciar la medida en noviembre del año pasado, amortiguará en un 75% esa subida interanual del 10%” que impone el Gobierno central.

Recorte del gasto

La alcaldesa no pudo evitar mostrar su desagrado por tener que aprobar este Plan de Saneamiento, que sólo para este año recorta el gasto previsto por el equipo de Gobierno, de los algo más de 38,3 millones de euros presupuestados -aunque no se llegó a aprobar en Pleno- a 36,2 millones. A pesar de ello, se felicitó por no haber tenido que aplicar el Plan de Ajuste que realizó el interventor previamente, sin contar éste con el visto bueno del equipo de Gobierno -precisó Moreno- y remitido a todos los grupos municipales al mismo tiempo que al bipartito (PSOE y Ahora Rincón). Así las cosas, la secuencia de ahorro neto previsto durante la vigencia del Plan queda refleja el gráfico:

A las medidas ya expuestas para esa rebaja de los costes, se suman las que afectan al control del gasto en carburantes y alquiler de maquinaria. En este sentido, desde que en septiembre del año pasado Arrinconados revelara que todo el parque municipal reposta en la estación de servicio propiedad de la familia Cano (Tamoil), a pesar de no haberse llevado a cabo ningún procedimiento de contratación de servicio, el Consistorio rinconero no ha resuelto esta problemática. Sucede lo mismo con la maquinaria pesada utilizada por los operarios municipales que ha de ser alquilada.

Anaya subrayó la constitución de una comisión de estudio y seguimiento de este Plan, en el que además de los tres habilitados nacionales estará un representante de cada partido político -incluido el concejal no adscrito. Por otro lado, y dada la resistencia por parte de Cajamar a bajar los tipos de interés -lo que habría permitido la adhesión al Fondo de Ordenación con más beneficios para las arcas municipales-, tanto Anaya como Moreno aseguraron que el Ayuntamiento retirará “todo el negocio a la entidad bancaria”, lo que representa el 70% del total.

En cuanto a la aprobación de los Presupuestos para este año y aunque que IU se mantiene firme en mantener como línea roja el cese de Javier Guerrero y Ezequiel Carnero por el escándalo de EMMSA -que motivó su dimisión del Gobierno-, la regidora socialista aseguró que “no contemplo un escenario en el que no haya Presupuesto”. A este voto contrario de IU se suma, además, que el PP ni siquiera acude ya a las reuniones de negociación de esos Presupuestos hasta que Moreno no se retracte de sus declaraciones, ante lo cual, el concejal de Economía y Hacienda considera que “eso es una excusa” dado que “el PP nunca tuvo voluntad de aprobar unos presupuestos”.