El barrendero de Benanalgón optará a arrebatar el contrato de limpieza a EMMSA

Arrinconados Arrimados

Arquímedes Coba, el único barrendero con que cuenta Benanalgón desde hace décadas, ha anunciado que optará el año que viene a disputar el contrato de limpieza de todo el municipio a la Empresa Mixta de Medios y Ambientes (EMMSA), compuesta por el propio Ayuntamiento de Roscón de la Victoria y la empresa Fomento de Conpalas y Constricciones (FCC).

Si Benanalgón cuenta con miles de habitantes más desde que empecé en esto y en el Consistorio han estimado que yo me basto y me sobro para dejar impolutas las calles, ¿por qué no extender mi buen hacer al resto de Roscón?. De este modo, Coba ha iniciado la que será una campaña por todo el municipio promocionando su servicio.

Según ha podido saber Arrimados, en el cartel promocional de la campaña aparece el barrendero aferrado a su escobón, que es el mismo desde que se iniciara el servicio. “Ha ido pasando de generación en generación y, aunque ya pincha más que barre, todo el núcleo le ha cogido cariño”, explica.

Ante las denuncias vecinales que indican que son ellos mismos quienes están limpiando sus calles, Coba lo niega, asegurando que “todo se trata de una estrategia burda de ese motín de rojos que quiere acabar con nuestro pueblo” y añade, “¿qué sabrá esa gente de barrer? Ya hemos visto cómo funcionan en Cuba y Venezuela.

De cumplirse las previsiones, el año que viene se produciría la salida de Arquímedes Coba de la empresa mixta para poder constituir su propia Sociedad Limitada, con la que no sólo espera optar al contrato municipal de Roscón de la Victoria, sino también de Mágala, plantando cara a Limaza. “Me siento fuerte y con ganas y la escoba aún me aguanta”, apunta el barrendero, que ha anticipado que en previsión y para que se note que va en serio, ya ha iniciado el acopio de bolsas de basura, acudiendo religiosamente todas las semanas desde hace un mes al bazar China Town de Torre de Benanalgón a comprarlas.

De precisar personal, Coba ha avanzado que creará “una bolsa de empleo como Dios manda”, subrayando que “ahora bien, todo el mundo con sus papelitos en regla y nada de traerme a mí más trabajo, que luego pasa lo que pasa…”.  En esta línea y en los ratos libres de que goza Coba, éste se ha ofrecido para terminar él la baremación de la bolsa de empleo iniciada por el anterior equipo de Gobierno, aunque según afirma, “yo soy más partidario de recurrir a buenos ciudadanos que pasen por aquí como cualquier otro y se pongan a ayudar desinteresadamente, igual en una feria que en EMMSA”, siempre bajo la bendición de la muñeca legionaria que es, en última instancia, quien vela por la libre concurrencia en EMMSA.