El concejal de Medio Ambiente guarda silencio sobre la desaparición de 3.000 farolas

Arrinconados Farolas

Hace cerca de dos años, el que fuera concejal de Medio Ambiente, José Mª Gómez Muñoz (PA), alarmaba sobre la desaparición de cerca de 3.000 farolas durante la anterior legislatura, reclamando su paradero a los que ahora son sus socios de Gobierno (Partido Popular, PP). Ni entonces ni ahora, de nuevo como responsable político del alumbrado público y del contrato del mismo, el andalucista arroja luz sobre la pérdida de patriminio municipal.

En el Pleno Ordinario de enero de 2016 y aún exponiéndose a que Francisco Salado (PP) le acusara de “hacer el ridículo de fiscalizar a la oposición”, Gómez Muñoz explicó cómo un informe de la adjudicataria del servicio, la UTE Enel-Endesa, señalaba que se recogieron tres camiones completos de luminarias, que se desconoce el cubitaje de la cuba del camión municipal por lo que no podemos calcular el número de luminarias retiradas ni su destino.

Entonces, el andalucista preguntaba a Salado ¿quién mando al personal del Ayuntamiento a retirar aquellas luminarias y a dónde se mandaron?, subrayando que “usted, como presidente de esta corporación [en referencia a Salado], espero que lo sepa y nos pueda arrojar algún tipo de luz, porque estamos hablando de que es un inventario y es patrimonio municipal”.

Sin embargo, el líder del Partido Popular, no sólo no le contestó –“yo no voy a responderle a usted absolutamente nada, porque no tengo por qué responderle y toda la información […] tiene que estar en sus departamentos”– sino que, además, vertió acusaciones contra Gómez Muñoz: “desde que está usted, desaparecen los expedientes, al igual que desde que está en Servicios Operativos, a lo mejor desaparece material eléctrico, como nos tenía acostumbrados siempre en su historia. Usted nos tiene acostumbrado a que desaparezca material de obra y a que los expedientes tengan sello falsificado.

Así las cosas, Gómez Muñoz anunció la posibilidad de abrir una investigación interna en Servicios Operativos con objeto de averiguar qué había sucedido con las cerca de 3.000 farolas desaparecidas. Desde el Consistorio nunca se dió cuenta de la apertura de tal investigación.

En la actualidad y tras incumplir el compromiso adquirido durante la moción de censura de que Gómez Muñoz no ostentaría delegación alguna, el andalucista vuelve a ser concejal de Medio Ambiente y Playas -con un coste de más de 37.000 euros-. Desde esta posición, teniendo el PA como socios de Gobierno a los mismos cargos públicos a los increpó hace dos años por este asunto, desde Medio Ambiente guardan silencio al ser preguntados por la desaparición de este patrimonio municipal. Continúa sin conocerse, pues, cómo fue posible que 3.000 luminarias literalmente se esfumaran.