El cuatripartito tropieza dos veces con la bolsa de trabajo

Arrinconados Piedras

En un sólo día se puntaron a la recién creada bolsa de trabajo municipal más de 350 personas. En la primera semana ya eran 2.000; la larga cola de rinconeros y rinconeras se podía ver nada más entrar en el Ayuntamiento  y éste lo ‘vende’ como un éxito en una nota de prensa. Sin embargo, 2.000 personas apuntadas en la bolsa, ¿es un éxito de ésta o, más bien, plasma el fracaso de las políticas empleo y de los empresarios del municipio a la hora de generar puestos de trabajo?

Rincón de la Victoria tiene más de 4.400 parados y nueve de cada diez contratos nuevos son temporales. Así, no sorprende que la gente se tire en plancha a la mínima convocatoria de ayudas públicas o, especialmente, a la bolsa de trabajo. Y es que las personas no quieren ayudas, lo que realmente desean es trabajar, sentirse útiles, aportar y recibir su recompensa por ello.

Sin embargo, en Rincón de la Victoria no resulta sencillo. El desempleo baja a un ritmo demasiado lento, mucho más despacio de lo que crecen los pagos en B en negocios de hostelería… ante lo cual, por cierto, tanto ACERV como AEHMURV (con presidente recién nombrado) miran a otro lado. La temporalidad y la precaridad es la norma en el municipio con mayor renta per cápita de la provincia.

En ese contexto, el Ayuntamiento lanza un comunicado destacando, como ya se avanzó que pasaría en su primer comunicado, que se han superado las 1.600 solicitudes registradas en la última convocatoria, que data de 2007. Tropieza dos veces con la misma piedra porque el éxito de esa bolsa de trabajo no es que se apunte mucha gente; de hecho, eso siempre es una mala noticia porque evidencia las carencias en materia de empleo que padece el municipio.

El éxito de la bolsa, en realidad, se plasmará cuando se acabe de una vez por todas con el enchufismo histórico que se ha dado en este Ayuntamiento por parte de los partidos que por él han pasado. Un enchufismo negado por los partidos que se han sentado en la alcaldía pero que es conocido por todos los vecinos, incluso, más allá de nuestras fronteras, como prueba el hecho de que academias de Málaga que preparan a futuros policías locales no acepten a alumnos de Rincón porque por estos lares, según dicen, las oposiciones no cuentan mucho. Y ese es sólo un caso, bien se podría mirar también entre las cuatro paredes del Consistorio o en las empresas mixtas, como EMMSA.

Acabar con ese enchufismo sí que merecerá una nota de prensa porque, en realidad, titular que “el Ayuntamiento de Rincón recibe en una semana unas 2.000 solicitudes para la bolsa de trabajo” no es más que sacar las vergüenzas a relucir. Más aún considerando que esa bolsa, lo más que podrá generar al año, ¿qué es, diez puestos por una duración máxima de seis meses?

Además, y como bien apuntan desde UPyD -que sin estar en la oposición, continúa realizando una labor intensa de fiscalización-, ¿por qué se ha lanzado esta bolsa de empleo sin haber actualizado casi un año despúes de la llegada al Gobierno la Relación de Puestos Laborales (RPT)? ¿Está adaptada esta RPT a las necesidades reales del Consistorio, intervenido por el ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y sin posibilidad de contratar personal hasta 2026 por el Plan de Ajuste actual?

Por otro lado, en el comunicado no aparece ni una mención adicional a qué hace el Ayuntamiento para promover la creación de empleo, qué es de un Delphos cada vez más ausente. Si bien es verdad que el empleo no es competencia directa del Consistorio, no es menos cierto que existe cierto margen de maniobra para promover el empleo, acciones básicas, como una ventanilla única que no llega para acelerar los trámites y facilitar la vida a los empresarios/emprendedores.

Uno no puede sacar pecho de los planes de empleo de la Junta de Andalucía o de la Renta Básica, pues todos ellos no son más que parches, necesarios, pero parches nada más que no aguantan todo el trayecto. Y mientras, la rueda va perdiendo aire y el camino cada vez más empinado y pedregoso, sin que nadie lo despeje… salpicado de malas hierbas, amigas de pagar en negro.

Ayuntamiento contra la conciliación

Por otro lado, se acerca el verano y desde el Consistorio se va adoptando el horario de verano. Así las cosas, en lugar de mantener el horario de los Plenos Municipales a las 18:00 horas, a partir del próximo miércoles 27 de abril se retrasa una hora, comenzando a las 19:00. De este modo, mañana se abordarán nada menos que 19 puntos en el orden del día, dando inicio una hora más tarde, una medida que choca frontalmente con cualquier política de conciliación pues, presumiblemente, no acabará hasta cerca de las 22:00 horas. Una lástima, que a veces discurso y acción no vayan de la mano.