“El equipo de Gobierno ya ha puesto los pies en el suelo y no ve fantasmas”

Arrinconados José Puerta

José Puerta lleva siendo el jefe de Policía de Rincón de la Victoria desde hace unos 14 años. A punto de jubilarse -en diciembre de 2018-, este maestro de carrera ha conseguido mantenerse en un cargo que es eminentemente político, designado por el alcalde de turno. Arrinconados charla con él sobre la situación actual del Cuerpo y algunas de las controversias en que éste se ha visto envuelto, entre ellas el número de efectivos de servicio (nunca hay 15 agentes al mismo tiempo en la calle).

Ⓐ ¿Cómo cree que el rinconero percibe a la Policía Local?
José Puerta. Me llegan correos electrónicos casi continuamente de felicitaciones por actuaciones policiales de mi gente, también me llegan críticas. Normalmente el ciudadano no trata igual al policía Nacional que al local, porque éste toca el bosillo del ciudadano. La Policía Local denuncia y te cuesta dinero.  Las Policías Locales tienen que estar concienciadas, y los políticos también, de que son en cierta forma una policía represiva desde el punto de vista económico, no de reprimir una manifestación. Por otro lado, el ciudadano de a pie a lo mejor no sabe las competencias reales de los policías locales (urbanismo, medio ambiente, comercio, establecimientos públicos, en tráfico…)

Ⓐ ¿Falta quizás un poco de pedagogía?
JP. Por eso yo soy partidario de visitar, sobre todo, las asociaciones de vecinos, visitar las agrupaciones, donde podamos explicar realmente cuál es nuestra labor y lo difícil que es muchas veces. Hace falta transmitir todas nuestras funciones y para eso a mi se me ocurre visitar colegios, institutos, las agrupaciones de vecinos y, como se suele decir, vender un poco el producto. No se puede olvidar uno tampoco de la plantilla, sobre todo de los jóvenes. Yo tengo una lucha constante con mis agentes intentando que hablen al ciudadano de usted, pero me cuesta trabajo con los jóvenes porque eso parece que es una cosa de los antiguos. Hay que hablar de usted, pero más que nada para mantener la distancia y que sepa que está con un agente de la autoridad, independientemente de que sean de la misma edad.

'He tenido por lo menos cinco alcaldes de diferentes ideologías políticas y ninguno me ha intentado manipular'

Ⓐ ¿Cuál es la receta para sobrevivir tanto tiempo en el puesto?
JP. Obviamente la política influye, porque cada alcalde que llega a un municipio quiere colocar un jefe de Policía de su cuerda. Yo, sinceramente y hasta ahora he tenido una suerte inmensa, independientemente de mi ideología política, que la tengo, obviamente. He tenido por lo menos cinco alcaldes de diferentes ideologías políticas y ninguno me ha intentado manipular desde el punto de vista político en beneficio de ellos.

Ⓐ A pesar de ello, usted se ha visto implicado en el fuego cruzado entre Francisco Salado (ex alcalde) y Sonia Jiménez (edil de Seguridad)…
JP. Ambos utilizan a la Policía como un medio para poner a la opinión pública en contra de la otra parte. Yo, lo que puedo decir de mi experiencia con Francisco Salado es que jamás me he sentido utilizado, con Carloni, tampoco, con Encarnación Anaya ,tampoco… Yo siempre he dependido de los alcaldes.

Ⓐ Claro y eso es una novedad esta legislatura, que depende de una concejala. ¿Impacta eso en su día día?
JP. Sí lo noto, porque indiscutible el depender de alcaldía directamente significa que cuando solicitas, por ejemplo, el arreglo de un bache que hay en la calzada, el alcalde llama al concejal de Servicios Operativos y es línea directa frente a cuando es un concejal,  que lo tienen que pedir como un favor a su compañero o algo parecido. En todo caso, sabiendo cada uno estar donde tiene que estar, sabiendo diferenciar cuáles son las funciones del jefe de Policía y cuáles las del político, no tiene por qué haber problema. Usted es político, haga política, márqueme las directrices y yo las cumplo. Por poner un ejemplo, ¿usted quiere una pareja de agentes todos los días en la plaza de la Constitución? Yo la pongo, pero no me diga quiénes son los que tiene que estar ahí, porque yo soy autónomo para decidir quienes van a ir de mi plantilla.

Arrinconados José Puerta
Ⓐ Con todo, se llegó al extremo de que, hace ahora un año y en el acto institucional más importante de la Policía, el PP se levantó y se fue
JP. Pero eso es público y todo el mundo sabe por qué fue. Hubo una propuesta por parte de la Policía de reconocer a unos ciudadanos y el equipo de Gobierno, y no voy a decir si unos u otros estudian eso, a posteriori de haberse aprobado en la Junta de Jefes, deciden que los méritos que ha aportado la Policía para ese reconocimiento no son adecuados. Como quiera que esos ciudadanos tendrían una ideología, que ni me interesa ni sé, pues posiblemente eso hizo que el PP tomara esa decisión… No lo sé.

También hay que entender que el año pasado, en septiembre, el equipo de Gobierno llevaba muy poco tiempo. Ya ha puesto los pies en el suelo y ya conoce las áreas y no ve fantasmas. Eso es importante, que confíen en su Policía, que aquí hay de todas las ideologías pero hay una cosa que es fundamental: estamos a las órdenes del equipo de Gobierno porque es el que ha votado el pueblo y punto.

'Sabiendo cada uno estar donde tiene que estar, sabiendo diferenciar cuáles son las funciones del jefe de Policía y cuáles las del político, no tiene por qué haber problema'

Ⓐ ¿Es compacto el cuerpo de Policía o hay divisiones y bandos?
JP. Lo que hay son sindicatos.

Ⓐ Pero hay un sindicato que es el mayoritario…
JP. Hay uno que es mayoritario dentro de la Policía y hay otro de toda la Policía que es mayoritario dentro del Ayuntamiento. Los sindicatos tienen distintas ideologías, incluso políticas, pero se supone que están para defender a los trabajadores, para luchar por sus derechos. Al haber sindicatos que se diferencian por su opinión, existen grupos diferentes dentro de la Policía, como en todos los colectivos. Sin embargo, la Policía es un colectivo muy especial y a la hora de trabajar, aquí cambia la película. Cuando hay tres patrullas de servicio y hay un atraco, ayudamos todos a una independientemente de la ideología, del sindicato o del grupo  que sea. Obviamente, una vez que están tomando café y coinciden dos patrullas en las dependencias, pues hay diferencias, claro que sí. El jefe que pretenda tener una plantilla única, que piensen todos igual y que además todo el mundo está contento con él, ese está equivocado.

Ⓐ ¿Cómo valora el Convenio Colectivo que no firmó la Policía Local?
JP. Es una opinión muy personal: no ya el Policía Local, el funcionario del Ayuntamiento tiene que estar contentísimo con el convenio que se ha firmado. Se han conseguido una cantidad de objetivos, no económicos, pero sí en descanso, que yo no esperaba eso ni de broma… y el Policía más, por la legítima reivindicación que tenían, porque no nos olvidemos que aquí desde 2002 no revisaban aquí ni las noches ni los festivos. Somos los únicos funcionarios que trabajamos las noches y los festivos. Cultura también los trabaja, pero son horas extraordinarias, nosotros los trabajamos por obligación como parte de nuestros turnos. Todas las noches hay policías de servicio. Y eso no se revisaba. Los sindicatos policiales han reivindicado y han conseguido un plus que se llama índice corrector que ha beneficiado muchísimo en descanso a los policías. Yo estoy sufriendo las consecuencias, obviamente, porque también repercute en la planificación del servicio.

'Estoy sufriendo las consecuencias del índice corrector, obviamente, porque también repercute en la planificación del servicio'

Ⓐ En ese sentido, y dado que en los eventos la presencia policial es indispensable, ¿se ha utilizado alguna vez esta dependencia como medida de presión para que las horas extra fueran pagadas?
JP. Indiscutiblemente. Y no hablo sólo de la Policía Local de Rincón, sino de todas las policías, incluso la Policía Nacional.  Los policías tienen un horario de trabajo igual que cualquier trabajador y las horas extraordinarias son voluntarias. Partiendo de ahí, si yo esta tarde tengo la Virgen del Carmen, que junto con la Cabalgata de Reyes es el evento más importante del año para el municipio, necesito 24 policías porque se corta todo. Si solo tengo ocho polícías, el resto lo tengo que conseguir de horas extraordinarias, pagadas o en dinero o en descanso, y si hay un conflicto laboral, el agente dice que no viene. Es una medida de presión.

Ⓐ ¿Cuál es la solución?
JP. Difícil, porque siempre habrá conflicto. Hay una cosa que sí es fundamental. Yo llevo años intentando que en los eventos en los que hay que contar con la policía, presupuesten ese coste, y si hay dinero se hace y si no hay, pues no, porque obviamente el dinero es el dinero.

Arrinconados José Puerta

Ⓐ Dado lo que ha crecido la población en la última década, ¿es corta la plantilla policial?
JP. Hace 13 años, los 47 policías eran escasos; se consiguieron 20 más con lo que ya teníamos un número adecuado. Ahora con el índice corrector se nos vuelve a quedar corto. He pedido cinco o seis policías más, pero hacer un policía cuesta más de dos años desde que se inicia el procedimiento, que es lo que dura la Academia. Los políticos deben ser consecuentes, porque este año se jubila un policía, ya se han jubilado dos y yo me jubilo al siguiente… y yo patrullo todos los días.

Ⓐ ¿Hay enchufes en la Policía Local?
JP. Eso es falso. Cuando se elige a un tribunal, que lo nombra el alcalde, jamás puedes controlar a todos sus miembros, eso es imposible. Lo que sí es difícil es poner de acuerdo a todos los miembros de un tribunal para una misma persona; cada uno tiene sus intereses y sus historias, pero además hay un secretario que vela por la legalidad del procedimiento. Por ayudar a una persona, yo no me comprometo a cometer un delito que me puede costar el puesto de trabajo. Yo ya no voy a pertenecer a ningún tribunal, porque me queda poco tiempo y no tengo ya ganas de complicaciones, para eso hay subinspectores jóvenes.

Ⓐ Algunos propietarios de bares denuncian en privado que la Policía Local es arbitraria cuando hace la ronda para el cierre de establecimientos de madrugada, ¿eso es así?
JP. Obviamente te tengo que decir que no. Si eso es así, por qué no se denuncia, por qué yo me estoy enterando ahora por el periodista. ¿Por qué no vienen aquí a verme a mi despacho, que está siempre abierto y recibo gente todos los días? ¿Por qué ese señor no viene y me dice, “yo regento el bar del Evohé”, o mejor, lo vamos a poner al revés, “yo regento el bar de Pepito y a mi todos los viernes y los sábados a las dos viene el policía, cierro y en el Evohé, que está enfrente, hay gente tomando copas tranquilamente y nadie lo ha cerrado, ¿usted me puede explicar cómo es?”. Palabra de honor que nunca he tenido esa protesta de ningún comerciante.

'Si no me ha llegado ningún escrito de queja de un local, ¿por qué tengo que inspeccionarlo?'

Ⓐ Curiosamente, ha puesto el ejemplo del Evohé que es uno de los establecimientos con los que supuestamente se hace la vista gorda…
JP. Se le acaba de inspeccionar. Yo soy partidario de que si no hay molestia, si no hay denuncia, por qué tenemos que evitar nosotros que una persona pueda ganar dinero. Me enteré por mi nuera de que “había flamenquito en el Evohé” y yo me pregunté cómo iba a ser eso si ese local no puede tener música y menos en vivo. Si no me ha llegado ningún escrito, ¿por qué tengo que inspeccionarlo? Pero al final me ha llegado un escrito con varios locales y qué he hecho, pues comenzar a inspeccionar uno por uno y, como yo sabía por mi nuera cuándo tiene flamenquito, le envié la inspección a esa hora y ahí está el acta. Yo no me caso con nadie, me da igual y, para empezar yo no hago vida aquí, o sea que no me verás tomando copas un sábado por la noche.

(Entrevista publicada íntegramente en Así Es Rincón de la Victoria)