El escándalo de la Policía Local le estalla a Salado en mitad de la campaña: policías, juez y parte en el proceso de selección

Arrinconados Casanova y Urdiales

Hace unos días, Arrinconados avanzaba nuevas irregularidades en el proceso de selección de personal de la Policía Local, tal y como denunciaba el sindicato UGT. Si entonces se advertía de se incumplían las bases al no respetar los plazos de alegaciones, hoy la polémica llega, precisamente de un alegación: Tanto el Jefe de Policía como uno de los oficiales son al mismo tiempo miembros del tribunal y aspirantes a plaza.

UGT ha presentado un recurso en plazo y forma solicitando la recusación del jefe de Policía Francisco Javier González Casanova (a la derecha en la foto superior) y del oficial Juan Antonio Ruiz Urdiales (a la izquierda) como miembros del Tribunal Calificador. El sindicato ve graves incompatibilidades en el hecho de que ambos, de manera paralela a esta condición de calificadores, son también aspirantes.

En el caso de González Casanova, que ha sido designado presidente titular en la plaza de Subinspector, también ha sido admitido provisionalmente en el proceso selectivo para la plaza de Inspector. Según expone UGT, esto debe ser motivo de abstención, «dado que tiene interés personal en uno de los procesos de promoción interna». Tal y como ha establecido el proceso alcaldía (Francisco Salado, PP), que es de quien depende directamente la Policía Local, de no producirse la recusación se produciría la siguiente situación:

El día de la valoración de méritos, a las nueve de la mañana González Casanova sería aspirante a Inspector y, tres horas después (12:00h), presidente del Tribunal Calificador en la fase de concurso a la plaza de subinspector. Al mismo tiempo, UGT no encuentra lógico que los vocales del tribunal para inspector y subinspector sean los mismos, de manera que en un de ellos serán examinadores y en el otro compañeros.

En cuanto a Ruiz Urdiales, éste aspira a la plaza de subinspector pero, al mismo tiempo, es presidente titular en las plazas de oficiales. Siguiendo los pasos de su jefe directo, un día es opositor y al día siguiente examinador, con el añadido de que él también ostenta actualmente el cargo de elección de ser miembro y presidente de la Junta de Personal.

Así las cosas , UGT ve cuestionada la imparcialidad en la composición de los miembros de los órganos de selección, al tiempo que identifica sobradas causas de abstención para no poder formar parte de los Tribunales Calificadores. Además, destaca el hecho de que en ninguno de los tres tribunales calificadores se haya designado a ninguna mujer, incumpliendo el artículo 60 del Estatuto Básico del Empleado Público que determina que se tenderá a la paridad entre mujer y hombre. Por ello, el sindicato también solicita que se designen mujeres procurando la paridad.