El parque periurbano de Torre de Benagalbón, línea roja en los Presupuestos

Arrinconados 500 euros

Se cumplen ahora dos años desde que el Gobierno del Partido Popular (PP) liderado por Francisco Salado presentara en FITUR el polémico proyecto del parque periurbano de Torre de Benagalbón, conocido por sus defensores como el Parque de la Comarca (por inspirarse en los personajes de J.J. Tolkien) y Parque de los Orcos por sus detractores. En plena negociación para alcanzar un consenso para los Presupuestos de este año, que ha tenido que arrancar con los de 2016 prorrogados, esta obra verde puede ser uno de los grandes obstáculos.

Tras la infructuosa reunión de negociación del pasado 24 de noviembre, la del del 5 de diciembre en la que las vacaciones del interventor impieron avanzar, y el último encuentro del 23 de diciembre, en el que ciertas formaciones mostraron algunas de sus cartas, comienzan a vislumbrarse los puntos más conflictivos en las conversaciones por alcanzar un acuerdo de cara a las cuentas municipales de este año.

Aunque de la anterior reunión la portavoz de Ciudadanos, Elena Aguilar, salió con la idea de que el 23 de diciembre el tripartito (PSOE, Ahora Rincón e IU) llegaría con “un nuevo documento de trabajo” sobre el que negociar, el portavoz económico del PP, Antonio Fernández, indica que sobre lo que se trabaja es la propuesta de Presupuestos presentada por el equipo de Gobierno cuando áun era cuatripartito y gozaba del apoyo público del concejal expulsado del PA, José Mª Gómez Muñoz, y el resto de su grupo.

Así las cosas, el primero de los escollos viene en el capítulo de ingresos, donde Antonio Fernández considera que hay margen de mejora con instrumentos como el Fondo de Ordenación. Unas propuestas que el interventor, ya incorporado a las reuniones, recogió para estudiar con detenimiento. Enfrente de Fernández, el actual concejal de Economía y Hacienda, Antonio Moreno (Ahora Rincón), que no comparte que exista tanto margen ni en ingresos ni en gastos.

Precisamente en este último capítulo es donde aparece el parque periurbano, proyecto que durante esta legislatura desestimó el cuatripartito una vez conocido al detalle el estado de las cuentas y arrancadas las obras de la piscina cubierta, cuyo coste ronda los 3,8 millones de euros en tres años.

El proyecto de Parque de la Comarca, que en la anterior legislatura llegó a licitar el PP, contaba con un presupuesto de 700.000 euros para 2015 y algo más de 1 millón de euros para 2016 (si bien es cierto que 500.000 euros procedían de una subvención de la Diputación de Málaga).

Ante la propuesta de Presupuestos 2017, en la que no aparece la construcción de este parque, Salado tiene claro que “íbamos a votar un NO con mayúsculas porque no entendemos por qué se desestima ese proyecto tan importante que iba a cambiar la fisonomía del ocio, del tiempo libre, del esparcimiento de Rincón, que es tan necesario”, tal y como declaró el mismo día que se anunció la expulsión del PA del equipo de Gobierno.

Marcado ahora como una línea roja en las negociaciones, “porque lo llevábamos en nuestro programa”, precisa el popular, es una incógnita si se cederá en detrimento de otras inversiones o gastos contemplados. A fin de cuentas y aunque fuera con otro enfoque, el PSOE sí recogía en el punto 60 de su programa electoral comenzar las obras de estas instalaciones. A ello se suma, además, que según Salado, “tengo datos de que José Mª Gómez Muñoz tampoco era partidario de eliminar el proyecto del parque periurbano”.

Arrinconados no ha podido confirmar este último extremo con Gómez Muñoz, que continúa sin querer atender al medio de comunicación. Tampoco ha estado en disposición de ampliar información la portavoz de la formación naranja que, junto con el PA, según fuentes que asistieron a la reunión, fueron de los pocos que no descubrieron sus cartas a la espera del margen de gastos e ingresos que determine el interventor.

Por su parte, el concejal no adscrito, Antonio Pérez, defendió que el gasto político correspondiente a los concejales y cargo de confianza expulsados se revierta en el programa de Renta Básica.