El problema del Defest no era el coste: faltaban vírgenes

Arrinconados DeFest 2015

El Partido Popular (PP) es uno de esos partidos -no es el único en este municipio- para el que el valor de la palabra es nulo. Después de haber explotado hasta la saciedad su descontento con el que fue uno de los grandes éxitos del área de Cultura del primer año de legislatura, el Defest, destina ahora para la Feria de Rincón casi el mismo presupuesto que para aquel evento, con la diferencia de que sólo estará el grupo Siempre Así.

Cuando en 2015 llegó el cuatripartito (PSOE, Ahora Rincón, IU y PA) al Ayuntamiento, lo cierto es que se toparon con una agenda cultural que brillaba por su ausencia, en la que se dominaban los actos puramente religiosos sobre los culturales… Poco más o menos como ahora, en la que desde la más absoluta opacidad en lo que a su coste se refiere se publicitan y organizan actos católicos que poco o nada importa a esa amplia mayoría de ateos, agnósticos o que profesan otra confesión religiosa.

Por este motivo, aquella idea de que Rincón tuviera un festival musical de envergadura con afán de continuidad era un soplo de aire fresco en el socarral cultural en el que la derecha acostumbra a sumirnos… más aún después de que nuestro municipio dejara pasara el tren de lo que hoy es el Weekend Beach Festival de Torre del Mar, porque sepan ustedes que la primera opción para acogerlo cuando se creó fue Rincón, pero la visión de nuestra clase política no lo vio, perdiendo un motor económico como hoy lo es para Vélez-Málaga y, además, un reclamo turístico más allá del pescaíto frito en estas playas de tercera, que son nuestras, las queremos y disfrutamos, pero son de tercera.

En aquella primera edición, a la que acudió público de diversas localidades superando un foro de más de 2.000 personas, se disfrutó de cerca de seis horas de música ininterrumpida con un grupo local como los Malaka Youth y otros tres punteros, no sólo en la escena musical andaluza, sino nacional, como eran O´Funkíllo, Guadalupe Plata y Jammin´Dose (foto superior). 

Defest supuso alrededor de 22.000 euros y desde el líder popular, Francisco Salado, a su responsable económico, Antonio Fernández, vertieron durísimas críticas por el coste. Ahora, para la Feria de Rincón, PP-PA gastarán cerca de 20.000 euros en Siempre Así, que en la Feria de Marbella, por ese mismo importe, no llegó a tocar ni hora y media. ¿Dónde está ahora aquello de “disparar con la pólvora del rey”, que siempre dice Salado? ¿O lo de “hacemos más con menos”? Por ahora y en lo que ferias se refiere, hacen igual con más, porque el incremento del 66% de la Feria de la Cala ignoramos a qué se debe si la programación fue idéntica, sin actividades nuevas. Esa es la diferencia respecto a los dos primeros años de legislatura, cuando el equipo de Gobierno facilitaba a los medios y publicaba el presupuesto desglosado de la Feria (dividido en concepto de barra, artistas, equipos de música, feriante, etc.). Eso con PP-PA se acabó.

Escuchar, muy digno él, al concejal de Cultura, Antonio José Martín (PP), reivindicar que el PP defiende la Cultura en mayúsculas sin color político es como dejar que Bárcenas te haga la Declaración de la Renta: un despropósito. En los primeros meses al frente de Cultura hemos visto ya en el municipio cómo vetaba actos culturales con trayectoria y repercusión nacional porque no eran de su agrado mientras se gasta en Siempre Así el doble de lo que dedicará este año a subvenciones de proyectos culturales… si es que las convoca, porque todavía no ha sido capaz de abonar las correspondientes a 2016, dejando a colectivos y asociaciones a los pies de los caballos arrastrando deudas.

La elección de Siempre Así no es casual. Por todo el mundo es conocida la buena relación entre el PP y estos rocieros, habiendo participado en numerosos actos ligados al partido, algunos menos afortunados como los que se encuadran en la órbita de Waiter Music y la Operación Púnica en la que supuestamente se inflaban sus contratos para actuaciones en ferias. Además, es muy cómodo: los lleva la misma agencia que a Azúcar Moreno (artistas del año pasado) y, por qué negarlo, pareciera que el grupo entero estuviera diseñado con el mismo patrón de la cadena de montaje popular: le dan una vuelta más a la manivela y le sale al grupo un par de miembros más.

Retomando el inicio de este artículo, ¿saben qué sucede? Que al PP le da igual que su palabra no tenga valor, le resulta indiferente que en esta cuestión concreta, el veneno que escupió contra el Defest les haya infectado hasta la médula. Tienen su antídoto: el cinismo, la hipocresía y altanería que destilan por cada poro de piel. Siempre Así, lamentablemente, es sólo una gota en su océano de despropósitos. Siempre así.