El riesgo de numerosos incumplimientos amenaza el fin de año de PP-PA-C’s

Arrinconados Ruptura

Las concejalías de Turismo, Cultura y Juventud, todas ellas responsabilidad del edil Antonio José Martín (PP), se enfrentan a una recta de final de año de infarto. Las asignaturas pendientes que arrastran estas delegaciones, a falta de menos de dos meses para cerrar 2017, hacen prácticamente imposible que cumpla con los objetivos marcados a principios de año.

Una de las áreas que más trabajo se echa encima en los meses de noviembre y diciembre -junto a Servicios Operativos- es la de Ferias y Fiestas, dado que la Navidad supone un incremento nada despreciable de la carga de trabajo. A este duro fin de año se suma ahora una larga lista de asuntos pendientes a lo que Martín ha de hacer frente y cuya consecución está seriamente comprometida.

Aprobada una partida de 200.000 euros por la tríada PP-PA-C’s para la licitación de la Casa de la Juventud, el concejal popular encara ahora al reto de terminar a tiempo la redacción de los pliegos, convocar el concurso y adjudicar las obras antes del 31 de diciembre. Éste, sin duda, es uno de los grandes retos con los que Martín ha de lidiar aunque, en el último pleno ordinario, se mostró convencido de poder superarlo.

A ello se suma, además, las convocatorias de dos mesas que en más de diez meses no han sido convocadas, a pesar de que su reglamente obliga a ello: la de Turismo y la de Memoria Histórica. En el caso de la primera, Martín asegura estar esperando a las conclusiones del Plan Estratégico -condicionado por los Fondos Edusi cuya convocatoria vence este mismo mes-. Obvia el edil popular que antes de que termine el año, según lo aprobado por los Presupuestos Participativos, debería también confeccionarse el Plan Estratégico de Turismo para la época invernal, que según lo comprometido por el regidor, Francisco Salado (PP), realizará la Diputación Provincial de Málaga sin coste adicional para las arcas rinconeras.

Por otro lado, tal y como reveleba Arrinconados hace unos días, los mismos presupuestos confeccionados y aprobados por la tríada PP-PA-C’s, contemplan 20.000 euros en subvenciones de Cultura, que todo hace indicar que se perderán, debido a que, a pesar de que el plazo para presentar las justificaciones de los proyectos de 2016 vencía el pasado 31 de marzo, no se ha concluído este proceso.

La Escuela Municipal de Teatro, en peligro

Al mismo tiempo y también bajo la cartera de Cultura, para que la Escuela Municipal de Teatro tenga continuidad en 2018, resulta imprescindible la aprobación de una nueva ordenanza municipal que regule, entre otras cosas, sus tasas. Dicha ordenanza ni siquiera ha sido aprobada inicialmente, por lo que parece imposible que logre su aprobación definitiva este año, toda vez que antes de que eso suceda ha de estar en exposición pública para alegaciones por espacio de un mes.

Por si esto no fuera poco, también es necesario licitar el concurso público para adjudicar la gestión de la Escuela Municipal de Teatro, algo que también parece que no llegará a tiempo, tal y como ha sucedido con la Escuela Municipal de Música, cuyo contratro ha sido necesario prorrogar durante unos meses mientras se resuelve el concurso.

Mientras, el alumnado de la Escuela de Teatro permanece tan ajeno a esta problemática como lo ha estado de la eliminación de los Presupuestos Participativos, gracias a los cuales se creó esta iniciativa cuyas solicitudes de acceso desbordaron las expectiativas hasta el punto de ser necesario sortear las plazas disponibles.