El tripartito rectifica y acepta la mano de PSOE, IU y Podemos ante el COVID-19

«Es una falta de lealtad tremenda lo que han demostrado los partidos de la oposición», persiguiendo «tapar sus vergüenzas y tapar la nefasta gestión que están haciendo a nivel nacional». Así calificaba el concejal de Seguridad, Borja Ortiz (PP), la solicitud por parte de PSOE, IU y Podemos de un frente común, gobierno y oposición en la gestión del coronavirus, algo que no había sucedido hasta ahora según el ala izquirda. Dos días después, el equipo de Gobierno rectifica y anuncia la creación de una comisión político-técnica con todos los partidos políticos para alcanzar un consenso en las medidas a adoptar por la crisis del COVID-19.

A pesar de reconocer en la radio municipal que el tripartito PP-Cs-PMP tardó más de un mes del Estado de Alarma en facilitar informes de la gestión a la oposición, Ortiz aseguró que PSOE, IU y Podemos habían realizado «una serie de acusaciones que me parece patético», añadiendo que «muchas de las cosas que dicen es falso y mentira». Dos días después, el equipo  que lidera Francisco Salado (PP) deja atrás su «perplejidad y sorpresa» y, aunque continúa sin atender los requerimientos de los medios de comunicación, se abre a la colaboración política.

Tras la celebración de la tercera reunión telemática de portavoces en 40 días, las diferentes fuerzas han acordado crear un documento final consensuado por todas para ser aprobado posteriormente en Pleno entre la segunda y tercera semana de mayo. La comisión encargada de los trabajos se dividirá en dos líneas: asuntos sociales y de ciudadanía, presidida por la concejala de Bienestar Social, Elena Aguilar (Cs); asuntos económicos y de comercio, presidida por el concejal de Hacienda, Antonio Fernández (PP).