En paradero desconocido un vecino de Roscón que se perdió en la web municipal

Arrinconados Arrimados

Un vecino de Roscón de la Victoria, que atiende a las iniciales M.V.R., se encuentra en paradero desconocido después de que se sumergiera en la web municipal en busca de la programación de las actividades navideñas. La última vez que se le vió fue en la noche del pasado viernes, cuando se encontraba en portada de Cultura con la programación de la Noche en Blanco del pasado mes de mayo.

La familia de este vecino, un jubilado de 69 años perteneciente al núcleo de Benanalgón, se puso en contacto con las autoridades el pasado sábado, después de que lo echaran en falta en el concurso de disfraces de manga que tuvo lugar en el pabellón cubierto. “M. no se perdería este acto por nada del mundo, con lo fanático que era él de ‘Candy, Candy”, relataba su pareja para añadir, “más aún sabiendo que únicamente había seis participantes”.

Desde la jefatura de Policía Local, en cooperación con los servicios telemáticos de la Guardia Civil, ha transcendido que la última pista que se tiene del desaparecido fue en la programación de la Noche en Blanco. Previamente, M.V.R. también habría visitado el apartado Cabalgata de Reyes Magos 2017, perdiéndose en el espacio infinito.

No es la primera vez que sucede algo parecido. En lo que va de año, al menos una docena de rosconeros han desaparecido navegando por la web municipal, en apartados aún activos como la II Feria de Cerveza Artesana (noviembre de 2016), Black Friday (noviembre de 2015) o el Estado de Ejecución del Presupuesto, cuya última actualización data de mediados de 2015.

En lo que va de 2017, tan sólo una persona de las extraviadas ha sido rescatada. Se trata de una joven de Las Ganas del Moral, perdida entre las actividades votadas durante la primera edición de Presupuestos Participativos. Fue el azar quien consiguió salvarla, después de que casi un año después de las votaciones, el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Mengüandez (Partido Populacho, PP) pasara por allí por casualidad.