Gobierno y oposición, sin diálogo en materia de Educación

Arrinconados IES Bezmiliana

El presidente del Partido Popular (PP) de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, denunciaba en el último Pleno municipal -28 de septiembre- dos episodios puntuales en el IES Bezmiliana que ilustraban los problemas de masificación que vive el municipio. La concejala de Educación, Yolanda Florido (PSOE), desconocía tales hechos antes de ser expuestos públicamente. La alcaldesa , Encarnación Anaya (PSOE), calificó los hechos de “muy graves”, asegurando que al día siguiente hablaría de la situación con la subdelegada de Gobierno. A día de hoy, el cuatripartito y el principal partido de la oposición continúan sin ponerse al corriente.

Cuando Florido tuvo conocimiento durante sesión plenaria de que varios alumnos del IES Bezmiliana habían tenido que dar clase sentados en el suelo o que una clase entera había tenido que llevarse el aula a las gradas por no tener suficiente espacio, afeó a Salado que hubiera esperado al Pleno para ponerlo en su conocimiento. “Si quiere, expóngalo igualmente aquí, pero le pido por favor que no espere para llamarme, que aunque no sea mi competencia [depende de la Junta de Andalucía (PSOE)], algo haré”.

Entonces, Anaya se comprometió a hablar con la responsable provincial del ramo y dar parte de ello en la siguiente sesión plenaria. Preguntada ayer por este medio al respecto, indicó que había confirmado la veracidad de los hechos denunciados con la nueva directora del centro, de la que apuntó que “no ha estado lo suficientemente ágil”.

Al parecer, a los problemas de masificación, amplimente descritos en el último número de Así Es y “conocidos por todos”, según Anaya, se suman unas obras de sustitución de alfeizares y dinteles de las ventanas que la Junta está realizando ahora, en lugar de haberlo hecho en verano, antes del inicio del curso. Asimismo, la regidora socialista informó a Arrinconados de que la subdelegada de Educación tampoco conocía los hechos, al tiempo que “se comprometió a dar información al respecto en cuanto pueda”.

Ayer mismo Salado lamentó que, “del mismo modo que a mi me reprocharon no descolgar el teléfono, hasta hoy nadie me ha llamado para informarme cómo está el tema”. Por su parte, Anaya replicó que “tampoco el PP se ha interesado”, acusando a Salado y los suyos de haber hecho una utilización política del asunto.