Los tribunales obligan al Ayuntamiento a rehacer los pliegos para la gestión de la piscina municipal

Arrinconados Piscina

Aún con la resaca de haber acudido a la Feria Internacional de Turismo de Berlín (ITB) vendiendo las bondades deportivas de Rincón de la Victoria, hoy se ha hecho público por parte del Ayuntamiento que la apertura de la piscina municipal Christian Jongeneel, que ya tendría que estar en funcionamiento, aún tardará al menos dos meses, según el alcalde Francisco Salado (PP). Así lo ha decidido la Justicia, tras dar la razón a la Asociación de Empresas del Deporte de Andalucía (AEDA) en contra de los primeros pliegos publicados por el Consistorio rinconero, cuyas plicas tendrían que haberse abierto hace dos semanas.

AEDA está integrado por 25 firmas del sector de la gestión de espacios deportivos y los tribunales han sido finalmente quienes han avalado su denuncia de numerosos incumplimientos en los pliegos del concurso público, aprobados con la única oposición de IU, Ahora Rincón y el concejal no adscrito, Antonio Pérez.

Se da la circunstancia de que dichos incumplimientos que han sido ratificados por la Justicia, ya fueron previamente indicados por AEDA durante el periodo de alegaciones, pero el bipartito PP-PA decidió rechazar todas las enmiendas propuestas. Fue entonces cuando la Asociación se vio obligada a recurrir a la Justicia que ahora asesta un duro varapalo al equipo gestor de Salado, que ve cómo desde que comenzara a gobernar en junio de 2018, no ha conseguido licitar la gestión a tiempo y diez meses después y con las obras finalizadas desde hace casi un mes, las vecinas y vecinos rinconeros no pueden disfrutar de las instalaciones que les costaron cerca de 4 millones de euros.

La noticia se suma a la polémica ya existente por una licitación que de inicio concedía la explotación de las instalaciones (piscina, gimnasio, cafetería, venta de productos y complementos, servicios de fisioterapia, alquiler de espacios…), así como la parcela anexa en la que podrá construir parking y pistas polideportivas, por 1.000 euros al mes durante 25 años.

Así las cosas, en el último pleno, Salado se jactaba de que “11 empresas punteras en toda España” se habían presentado al concurso, algo, por otro lado, que ya no tendrá ningún valor tras la resolución 56/2018 con fecha 9 de marzo del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía que invalida esa licitación.