La alcaldesa niega que Málaga haya solicitado ayuda a Rincón con su basura

Arrinconados basura

Desde el día de ayer, el Partido Popular de Rincón de la Victoria viene acusando en redes sociales tanto a la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE), como al concejal de Medio Ambiente, José Mª Gómez ‘Pepín’ (PA), de negarse a prestar a ayuda a Málaga en la retirada de las más de 4.000 toneladas de basura de Málaga tras los más de 10 días de huelga de Limasa. Anaya, ha negado tajantemente a Arrinconados que desde la Casona del Parque se haya pedido ayuda al consistorio rinconero, hasta el punto de que ni siquiera ha existido contacto alguno.

«Es lamentable que el PP se haya atrevido a comparar una tragedia como las inundaciones que vivimos en Rincón de la Victoria con el resultado de la mala gestión y la ineptitud que ha tenido el Ayuntamiento de Málaga en el asunto de la recogida de basura». Así de tajante se mostraba esta mañana la alcaldesa rinconera que, tras ver los sucesivos post en las cuentas oficiales del PP en Twitter y Facebook no podía evitar mostrar su indignación, reclamando al PP «que pida perdón a los ciudadanos».

En dichos comentarios subidos a redes sociales, el PP acusa a la propia Anaya y a Gómez ‘Pepín’ de insolidarios, y compara la situación vivida con las inundaciones que padeció nuestro municipio en el pasado. En su cuenta de Twitter, PP llega a mencionar la posibilidad de que tres camiones de EMMSA acudieran a prestar ayuda a Málaga en la retirada de basura.

La situación que describe Anaya es bien distinta: Si bien Limasa está participada, por un lado, por el Ayuntamiento de Málaga y, por otro, por las empresas FCC, Sando y Urbaser; en el caso de EMMSA, ésta únicamente pertenece al Consistorio rinconero y a FCC. La regidora socialista relata cómo unilateralmente y sin que la idea partiera del Ayuntamiento de Málaga, FCC intentó movilizar tres camiones de EMMSA hacia Málaga, extremo al que se negaron tanto el concejal de Medio Ambiente como la alcaldesa.

«La empresa es mixta», explica Anaya, «pero los empleados son públicos». Según aclara, «yo sólo he velado por los intereses de este municipio y lo que nos vamos a hacer es cubrir la ineptitud del Ayuntamiento de Málaga en detrimento de los servicios que prestamos a los rinconeros y rinconeras».