La aplicación Rincón Market cumple 10 meses con más promesas que realidades

Se cumplen 10 meses de la puesta en funcionamiento de la aplicación móvil de comercio electrónico Rincón Market patrocinada por el Ayuntamiento y el balance continúa sin ser positivo. Sin apenas nuevos comercios que se adhieran, la falta de análisis ha sido la tónica general en todo el proceso: no se realizó un estudio de mercado previo que hubiera evitado el fiasco y no se realiza autocrítica ahora, con el fracaso consumado.

Con un coste de algo más de 11.000 euros, Rincón Market arrancaba el año pasado con una veintena de establecimientos adheridos del total de más de 500, según la concejala de Comercio, Paz Couto (PP).  Aseguró entonces el alcalde, Francisco Salado (PP), que además de esa veintena de comercios había otros 17 en lista de espera, pero los meses pasaron y esas nuevas incorporaciones nunca llegaron, como tampoco llegaron a los negocios anunciados los servilleteros digitales por los que el Consistorio pagó más de 18.000 euros.

Fue necesario ampliar el periodo de gratuidad hasta diciembre, cuando en la presentación de la campaña de Navidad, Couto aseguró que se iban a sumar a Rincón Market otros doce establecimientos. La realidad a día de hoy es que el número de negocios incluidos es de 24, sin que ni siquiera se encuentre ninguno de los negocios de los presidentes de ACERV o AEHMURV, asociaciones empresariales padrinas de la iniciativa.