La licitación de los campamentos de verano supera en más de 100 alumnos el cupo máximo que permite Sanidad

Esta mañana Arrinconados desvelaba que el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria había mantenido la licitación de los campamentos de verano, con idéntico número de menores y de monitores a cargo que en 2019, a pesar de las condiciones especiales que impone el COVID-19. Publicada en la Plataforma de Contratación el pasado 26 de mayo, esta licitación incumple la orden ministerial Orden SND/458/2020, de 30 de mayo, del ministerio de Sanidad.

Los pliegos de la licitación indican que en un mismo espacio cubierto se concentrarán hasta 180 menores con un monitor por cada 20 alumnos. Sin embargo, la orden ministerial que regula la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad determinan otros parámetros.

Fase3.BOE 30.05.20

En su artículo 43, la SND/458/2020 establece que cuando este tipo de actividades «se realicen en espacios cerrados, se deberá limitar el número de participantes a un tercio de la capacidad máxima habitual de la actividad; con un máximo de ochenta participantes, incluyendo los monitores».

Además, desde el misterio de Sanidad se estipula que «durante el desarrollo de las actividades se deberá organizar a los participantes en grupos de hasta un máximo de diez personas, incluido el monitor».

Dado que el inicio de los campamentos están previstos para el próximo 29 de junio, la fecha límite para la presención de ofertas es mañana, siendo el 11 de junio a las 9:30 horas cuando está programada la apertura de plicas. Sin embargo, y según consta en la Plataforma de Contratación, no se han adecuado los pliegos a la nueva normativa podría invalidar el concurso público, retrasando la adjudicación.

El equipo de Gobierno PP-Cs-PMP continúa sin atender los requerimientos de los medios de comunicación.