La ordenanza de Comercio sigue su curso sin ninguna alegación presentada

Arrinconados Burocracia

El pasado 27 de junio, Arrinconados desvelaba la tramitación de la nueva ordenanza de Comercio que, entonces, se encontraba en período de alegaciones ciudadana. Sin embargo, no sólo no se había hecho pública esta tramitación -únicamente mediante edicto en Boletín Oficial de la Provincia (BOP)-, sino que ni siquiera la propia Asociación de Comerciantes y Empresarios de Rincón de la Victoria (ACERV) había oído hablar de la nueva normativa. Finalizado el plazo sin que se hayan producido alegaciones, la ordenanza sigue su curso.

Tras la publicación de Arrinconados a finales del pasado mes de julio, la propia ACERV se puso en contacto con este medio para conocer los pormenores, así como informarse de la fecha de vencimiento para la presentación de alegaciones. Finalmente, la Asociación ha optado por no presentar ninguna. Por otro lado, quien sí parecía que presentaría su aportación a la ordenanza era UPyD Rincón de la Victoria, que el 17 de agosto avanzaba que registraría la siguiente alegación:

“Que una vez sea solicitada la licencia municipal, el Ayuntamiento no demore la concesión de la misma varios meses, como viene ocurriendo en la actualidad con la consiguiente pérdida económica por parte del ciudadano. Y si es posible, que la nueva Ordenanza permita la apertura automática del negocio, una vez solicitada la mencionada licencia”.

Para la coordinadora de UPyD, Guillermina Paniagua, esta medida dinamizaría la economía del municipio al tiempo que favorecería a la creación de empleo, algo muy a tener en cuenta considerando que el número de los desempleados en Rincón de la Victoria supera los 4.200.

UPyD opta por cambiar la alegación por propuesta para no paralizar la ordenanza: ninguna asociación de comerciantes se ha pronunciado

Sin embargo, tras reunirse ayer con los técnicos municipales y el concejal de Desarrollo de la Economía Local, Pedro Fernández Ibar (IU), UPyD ha optado por no presentar la alegación. Tal y como explica Paniagua, la alegación se ha registrado como propuesta “para no paralizar la puesta en marcha de la ordenanza y que sea de aplicación inmediata”, puesto que de haberla presentado el proceso administrativo se habría reiniciado -incluyendo su incorporación al próximo Pleno municipal- demorando su entrada en vigor.

En opinión de UPyD, este retraso en la aplicación no parece tener sentido, más aún considerando que ninguna de las asociaciones de empresarios y hosteleros, que son los principales afectados, han realizado aportación alguna a la ordenanza.

Según habría informado la técnico municipal, tal y como indica Paniagua, la nueva normativa establece que la actividad empresarial puede iniciarse únicamente presentando la declaración responsable de la persona que abre el negocio, lo que acelera los plazos. No obstante, de producirse una posterior inspección en la que no se cumpla con los requisitos pertinentes puede decretarse el cierre del negocio hasta que se cumpla al 100% con la ordenanza.