Las cinco claves de la consulta ciudadana para el Paseo Marítimo de Torre de Benagalbón

Arrinconados Paseo Torre de Benagalbón

Hoy se han anunciado algunos detalles sobre la consulta ciudadana para decidir sobre el futuro Paseo Marítimo de Torre de Benagalbón. La consulta, que inicialmente estaba prevista para el pasado mes de diciembre, según el regidor, Francisco Salado (PP), será ejecutada por la empresa sevillana Crónica de Comunicación, después de haber sido la única que se presentó de las tres que invitó el Consistorio al procedimiento negociado sin publicidad. El coste de la campaña ascenderá a unos 34.700 euros, lo que supone unos 7.600 euros por debajo de lo inicialmente licitado (aunque aún no se ha publicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público).

Tal y como avanzó Arrinconados hace meses, las votaciones no se podrán realizar hasta el último trimestre del año, conociéndose los resultados, como pronto, en noviembre de 2018, según el calendario detallado en los pliegos. Según el regidor, tres son las posibilidades de partida que contempla el futuro Paseo Marítimo:

  • Similar al de Los Rubios, que para Salado es “100% ecológico”.
  • Continuación del de Rincón, donde predomina el cemento.
  • Un modelo mixto que combine materiales duros con blandos.

Sin embargo, consultados diversos colectivos ecologistas y de vecinas y vecinos, una cuarta posibilidad está ganando cada vez más terreno: mantener el paseo prácticamente igual que está, con mejoras mínimas como las referidas a los puntos de luz. En todos los casos, se acometerán las recuperaciones posesorias de personas que se han apropiado indebidamente en sus parcelas de dominio público.

Así las cosas, las cinco claves que marcarán todo el proceso se pueden resumir en:

1.- La campaña informativa y de recogida de propuestas sólo será digital a través de un microsite (damosunpaseo.rincondelavictoria.es). Según el responsable de la empresa, ésta es la mejor manera de llegar a mayor número de personas con un menor coste. Será complementada, por parte del Ayuntamiento, con publicidad exterior, la radio municipal, etc.

2.- Según Salado, “habrá un calendario de entrevistas con los colectivos [registrados en el Ayuntamiento] que tienen algo que decir”. Desde Crónica Comunicación apuntan que las personas que no estén asociadas a ningún colectivo podrán aportar sus ideas a título individual, “pero será el Ayuntamiento quien determine qué peso tiene esa idea frente a la de colectivos”.

3.- Sólo podrán votar personas empadronadas mayores de 18 años (por facilidad para confeccionar el listado desde la Oficina de Padrón). Se excluye de poder participar a los menores o a comerciantes y hosteler@s que, aún no estando empadronad@s, forman parte activa del futuro Paseo Marítimo.

4.- La votación será exclusivamente on-line. Como sí sucediera en los Presupuestos Participativos de 2016, no se combinará con urnas físicas por todo el municipio para facilitar el voto a personas mayores o colectivos sin posibilidad de acceder a nuevas tecnologías. Se baraja la posibilidad, según Crónica Comunicación, de hacer una exposición fotográfica de los proyectos en el patio del Ayuntamiento y que allí personal municipal asista al voto electrónico mediante una tablet.

5.- El resultado, según ha afirmado Salado, será vinculante, ya voten diez o 6.000 personas.