Las primeras jornadas de Urbanismo revelan que el PGOU tardará en ver la luz

Arrinconados Jornada PGOU

Ante algo más de una decena de ciudadanos -descontados los participantes en el evento- la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE), inaguraba las primeras jornadas de Urbanismo convocadas por el municipio asegurando que “nos interesa que la ciudadanía esté informada, porque así somos más libres”.

La convocatoria del evento un martes en horario laboral ha provocado que en el punto más concurrido del acto el público no llegara a la veintena, compuesto fundamentalmente por jubilados de Granadillas que han trasladado su malestar e intranquilidad por el modo en que hasta la fecha se ha gestionado todo lo relativo a la redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El concejal de Urbanismo, Antonio Sánchez (PSOE), que en febrero avanzó que para marzo el documento se compartiría con la oposición para que ésta realizara sus aportaciones, ha asegurado hoy que “no tenemos nada concreto”, al tiempo que ha vuelto a afirmar que “queremos elaborar un PGOU con vosotros [por los ciudadanos] y para vosotros”.

La jornada sobre Urbanismo, que se ha prolongado desde las 10 de la mañana hasta avanzadas las dos de la tarde, ha servido más para hacer una retrospectiva de lo realizado hasta la fecha que para exponer el modelo de ciudad sobre el que está trabajando la nueva corporación. El PGOU vigente data de 1992 y, desde entonces, ningún equipo de Gobierno ha sacado adelante una nueva aprobación del planeamiento.

Antonio Fernández Bordes, responsable de Planificación y Desarrollo de la empresa Turismo Planificación Costa del Sol de la Diputación Provincial de Málaga y codirector de la revisión del texto refundido del PGOU de Rincón de la Victoria, ha sido el encargado de realizar el recorrido histórico por las diferentes versiones del planeamiento, en el que participa desde 2002. Tras la publicación de un avance en 2003, llegaría una aprobación inicial en 2005 que encontraría más de 800 alegaciones públicas y que se vería malogrado como consecuencia de la publicación de la POTA (Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía) de la Junta de Andalucía que limitaba el crecimiento.

Ya en 2009 un nuevo texto sería respondido por más de 400 alegaciones, sin que se aprobara tampoco definitivamente y la última propuesta existente -que cumple con todos los requisitos de la Junta, excepto los últimos medio ambientales- data de 2013, pero el actual equipo de Gobierno no comparte buena parte de sus planteamientos. Por el camino se han quedado una segunda autovía más al norte, crear un segundo campo de golf o el proyecto de un puerto deportivo -para lo que se gastaron 60.000 euros en un estudio-, entre otros.

Arrinconados Jornada PGOU

El plantel de técnicos implicados en el PGOU junto al concejal de Urbanismo (segundo por la izquierda)

Preguntado el concejal sobre cuál es el modelo de ciudad sobre el que están trabajando los técnicos para elaborar el nuevo PGOU, Sánchez ha replicado que “tenemos  que ir a un urbanismo más humano”, sugieriendo “avenidas más amplias, más aparcamientos y más zonas verdes”, aunque en un debate de Radio Victoria el edil socialista criticara que el municipio contaba con “muchas zonas verdes pequeñas y muy dispersas entre sí, lo que hace muy complicado su mantenimiento”.

En esta misma línea de zonas verdes -entre las que se contabilizan, según ha expuesto una vecina, las rotondas-, el concejal ha indicado que hay proyectado “un pulmón verde” al norte de la autovía, no sólo fruto de la conservación de lo existente sino también de la reforestación planificada. En cuanto a la autovía, el codirector del PGOU también ha avanzado que habrá que aplicar “medidas correctoras” para paliar la contaminación acústica que genera, algo que “va a costar mucho dinero”.

Si se hará o no finalmente el puerto deportivo (las tres posibles localizaciones en su día fueron a la altura de El Cantal, de Huerta Julián y del Arroyo Santillán), si se construirán 200 viviendas más en Trigueros para tener así un recinto ferial o ver cómo se resuelve la problemática de diseminados son sólo algunas de las cuestiones que Sánchez ha indicado que es preciso resolver.

El drama de diseminados

Sobre éste último punto de diseminados, cuyos vecinos han acudido a la jornada visiblemente enfadados porque ni siquiera se les respondiera por parte del Ayuntamiento a su solicitud de una reunión con Urbanismo hace un mes para abordar precisamente el PGOU, el jefe de servicio de Urbanismo del Consistorio, Miguel Ángel Plaza, ya ha avanzado que las dos soluciones posibles pasan “por continuar mirando para otro lado o abordar su calificacion de suelo urbanizado” para lo que cual no sólo es preciso dotarlo de servicios, sino también de equipamientos e inevitablemente obligará a los vecinos a “rascarse el bolsillo”. Y es que, el propio Plaza ha asegurado que “en materia de suelo en Rincón está todo el pescado vendido y, en algunos casos, se ha vendido más pescado del que había”.

Otros aspectos de la actual redacción del PGOU, que según Fernández Bordes contempla la construcción de 6.200 viviendas más para los próximos ocho años, son la incorporación de los cauces de los arroyos, calificándolos de suelo no urbanizable, tal y como ha subrayado Manuel Hurtado, ingeniero ICCP de Urbanismo del Ayuntamiento, que ha explicado que ya se han realizado dos estudios al respecto y será necesario un tercero.

Sánchez ha cerrado el acto comprometiéndose a “tener todas las reuniones y las consultas necesarias para llegar al consenso de la ciudadanía”, llegando incluso a celebrar “encuentros sectoriales por territorios”.