Los Presupuestos Participativos se saldan con 120 propuestas tras depurar 213

Arrinconados Presupuestos Participativos

Los Presupuestos Participativos culminaron una primera fase determinante: de las 213 propuestas recibidas en total por parte de la ciudadanía, el Grupo Motor realizó una depuración inicial siguiendo su buen criterio, eliminando aquellas en las que el Ayuntamiento no tenga competencia, reduciendo las repetidas y fusionando las que guardaban elementos comunes convergiendo en una única propuesta más rica. El número total de propuestas que previsiblemente se elevarán a los técnicos para que valoren su viabilidad es de 120 proyectos.

93 propuestas ciudadanas no han pasado a engrosar la cifra total que los técnicos tendrán que valorar. La mayor parte de ellas fue, bien por estar repetidas en su totalidad o guardar elementos comunes con otras (y se procedió a confeccionar una propuesta común más rica), bien por no ser competencia municipal. Este era, al menos, el espíritu del encuentro ciudadano que se tuvo el pasado miércoles, además y de manera simbólica, en el despacho de Alcaldía.

Grupo Motor activo

Desde que se iniciara el proceso, el Grupo Motor ha sido el que mayoritariamente ha levantado los Presupuestos Participativos. Un arduo trabajo desarrollado fundamentalmente por un equipo activo de entre diez y doce personas. A fin de cuentas, de esas 213 propuestas iniciales, el Grupo Motor, que ha sido básicamente el único que ha asistido a los talleres de co-creación con contadas excepciones, ha generado más de 120 propuestas. Por la vía telemática han llegado 40 proyectos, mientras que el resultado de las 14 urnas repartidas por todo el municipio ha sido de cerca de 50.

Pasos a seguir

Los planes a corto plazo pasan por que se remitan las 120 propuestas a los técnicos, cuyas sus evaluaciones deberían realizarse, como fecha límite, hasta el 30 de septiembre, motivando además las causas por las que se rechaza la viabilidad de cada una de las iniciativas.

Si los técnicos indicaran que son demasiadas, sería necesario volver a recurrir a la consulta ciudadana, tanto por vía de las urnas físicas como de Internet, para que sean los ciudadanos quienes realicen la criba. Con el resultado, habría que esperar hasta el 30 de septiembre para que los técnicos municipales clasificaran las propuestas de acuerdo a su viabilidad y entonces y ya de manera definitiva, todos los rinconeros y rinconeras podrían votar las iniciativas para elegir en que se servicios se gastan 75.000 euros y en qué obras o adquisiciones se invierten los restantes 175.000 euros.