Los terrenos de Pádel Sol serán recalificados como privados, aunque ello no garantiza la superviviencia de las pistas

Arrinconados_Pleno

Cumpliendo su palabra del último Pleno Ordinario, el Partido Popular (PP) convocó para el día de hoy Pleno Extraordinario para abordar la tramitación de la modificación puntual de elementos del PGOU en Avenida Azahar, Urbanización Paráiso del Sol, donde se ubican las polémicas pistas deportivas Pádel Sol. La moción, que permitirá una innovación del PGOU para transformar esa parcela de pública a privada, ha salido adelante con las butacas del salón de Plenos divididas: por un lado, vecinos en contra del mantenimiento de las pistas deportivas alegando contaminación acústica y lumínica -aunque tienen dos sentencias judiciales en contra- y, por otro, usuarios, trabajadores y empresarios de Pádel Sol, que ven peligrar su afición unos y su sutento otros.

En el Pleno celebrado el pasado 29 de junio, toda la Corporación (Gobierno y oposición) aprobó por unanimidad la revocación de la licencia de uso y obra provisional del conjunto de pistas de pádel en la Urbanización Paraíso del Sol después de cuatro años de actividad. Sin embargo, con el voto de hoy a favor de convertir unos terrenos públicos en privados -que de hecho sí tienen dueño particular, de ahí que fuera necesario acometer una expropiación para respetar el espíritu del actual PGOU-, tanto PP, como Ciudadanos y PA parecen haber realizado un giro de 180 grados en su voto de hace casi un año.

El líder de los populares, Francisco Salado, ha matizado el sentido de su voto cuando su formación decidió revocar la licencia de uso provisional. Desde su punto de vista, era posible emprender dos caminos: o bien cerrar las pistas definitivamente o, de la que el PP hoy ha indicado que es más partidario, acometer las medidas oportunas para que aliviar las molestias a los vecinos -techando de las pistas, por ejemplo-.  Con este hilo argumental, sumado a que las arcas municipales no podrían soportar una expropiación que según cálculos del PP, no bajaría de 700.000 euros, éste ha defendido su moción.

Por su parte, José Mª Gómez Muñoz (PA), tras dos años de legislatura y habiendo formado parte del equipo de Gobierno, ha evidenciado su confusión sobre quién ostenta las competencias de revocación de licencias, creyendo que éstas recaían sobre la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE). Ahondando en su error, ha reprochado que casi un año después “no han cumplido” con el cierre de las pistas. En palabras del andalucista, “¿Quién tiene que cumplir? ¿Quién tiene que decretar? La señora alcaldesa. Que cumpla”.

Defensa de lo público

Enfrentando a estas posturas, se encontraban el equipo de Gobierno, IU y el concejal no adscrito, Antonio Pérez, si bien éste último no ha argumentado el sentido de su voto. Lo mismo ha sucedido en el caso de Ciudadanos, que tampoco ha intervenido salvo para emitir su voto favorable a la moción del PP.

El portavoz de Ahora Rincón, Antonio Moreno, ha expresado que, dado que en el pasado se construyó un vial en zona verde, lo que va en contra del PGOU, aprobar la moción del PP sería legalizar una ilegalidad. En ese mismo sentido, ha acusado al PP de haber engañado a los empresarios de Pádel Sol porque, tal y como ha expuesto, “¿quién va a arriesgar su dinero con una licencia provisional si no se les promete la definitiva?”, extremo que Salado ha negado.

Asimismo, Pedro Fernández Ibar (IU), favorable al cierre y la expropiación en defensa de dotar de equipamiento público a aquella zona, ha explicado que “todavía estamos esperando una sentencia para saber si se otorgó aquella licencia de forma adecuada”, acusando al PP de querer proceder con esta modificación “para evitar que caiga sobre ustedes el peso de la ley”.

Antonio Sánchez (PSOE), concejal de Urbanismo e Infraestructuras, ha defendido el espíritu del PGOU, que califica esos terrenos de públicos en lugar de privados. En cuanto a las pistas, si bien se mantiene firme en que no son viables en aquella ubicación, ha tendido la mano a los empresarios para darles traslado a una zona más adecuada.

Finalmente, la moción ha salido adelante por la mínima con los votos en contra de PSOE, Ahora Rincón, IU y el concejal no adscrito. El final del Pleno ha vivido su momento bochornoso cuando Gómez Muñoz ha perdido los papeles, interrumpiendo continuamente el turno de palabra de la alcaldesa. El andalucista, que ya durante el transcurso de la sesión se había referido a Moreno como “cómico”, “metiroso” y “novato que va de listo”, volvió a indicar que Anaya, según ha afeado ésta, era presionada por el primer teniente de alcalde, sugiriendo manipulación por parte de éste.

Antes estas acusaciones, Anaya ha reivindicado su papel de alcaldesa y presidenta del Pleno, así como su condición de mujer que no es “ni moldeable, si sumisa, ni sometida, ni voluble”, tachando a Gómez Muñoz de “machista y misógino”. Ante lo cual, ya fuera de su turno de palabra y algo alterado, el portavoz del PA ha llamado a Anaya “feminista”, alzando la voz y pareciendo entiender así, en su supuesto desconocimiento del significado, que insultaba a la regidora socialista.