La mitad de los animales que entraron en el Parque Zoosanitario en los siete primeros meses de 2019 no salió con vida

Arrinconados Perrera

A pesar de que desde el pasado mes de septiembre el Ayuntamiento se niega a facilitar la información pública sobre el servicio de parque zoosanitario que cuesta al municipio cerca de 145.000 euros (a sumar a lo que ya se paga por este servicio a la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía), Arrinconados ha tenido acceso a los partes de incidencias que Don Animal remite al Consistorio mensualmente. En ellos se refleja cómo de los 417 animales que se recepcionaron de enero a julio de 2019, prácticamente la mitad (212) nunca salieron con vida de las instalaciones que regenta José Antonio Villodres, dueño de Don Animal y presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Rincón de la Victoria (ACERV), bien fuera por enfermedad, muerte natural o eutanasia.

El porcentaje de supervivencia de los animales en el Parque Zoosanitario no es muy elevado. Si a los 417 animales recepcionados (entre gatos, perros, palomas, gaviotas y otras aves, etc.) le descontamos los que se soltaron durante los siete primeros meses del año (121), así como las 30 adopciones de perros y gatos registradas en estos partes de incidencias, la tasa de mortandad aumenta.

Dada la negativa -el Consistorio no responde a los requerimientos de este medio sobre los informes del zoosanitario desde hace unos 6 meses-, Arrinconados no ha podido acceder a la totalidad de la documentación que habría de ser pública para la ciudadanía. Sin embargo, sí cuenta con los informes remitidos por Don Animal en los que se informa que el número de esterilizaciones de gatos que se llevó a cabo durante el primer año de servicio no cumple con el mínimo exigido por contrato.

Según los pliegos del concurso que Don Animal se adjudicó -fue la única oferta presentada- para el método CES (Captura, Esterilización y Suelta) se establece que ha de realizarse «un mínimo anual de 48 esterilizaciones, estimando 50% machos y 50% hembras», ocho más de las que realmente se realizaron. Además, la oferta presentada por Villodres, según se detalla en el contrato, recogía la «castración para el método CES de 15 ejemplares más del proyecto expuesto en el pliego de condiciones».

Este contrato se surcribió el 28 de agosto de 2018 y, según se detalla en el contrato, «tiene como fin complementar el contrato de Servicio Zoosanitario prestado Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía». Si bien es cierto que este medio no ha podido acceder a toda la documentación, los partes de incidencias resultan vagos, sin que se detalle (salvo en un caso) qué adopciones son de perros o de gatos.

Se da de este modo continuidad a la ligereza con que parece que se tramitó el contrato, dado que a pesar de haber pasado por las manos de los técnicos municipales, el secretario municipal, el alcalde y el empresario, en alguno de sus encabezamientos puede leerse que lo firmado es el «Pliego de Claúsulas Administrativas Particulares que han de regir el Contrato de Servicios de Salvamento, Socorrismo, Prevención y Vigilancia de Playas«. El contrato vigente vence el próximo 28 de agosto, pudiendo ser prorrogable.