“No recuerdo nada que no hubiera hecho si gobernara en solitario en lugar de hacerlo con el cuatripartito”

Arrinconados Encarnación Anaya

Tras nueve meses de legislatura, Arrinconados entrevista a la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE), para hacer balance de su mandato hasta ahora. En esta primera parte de la entrevista, Anaya revela el estado de salud del cuatripartito y profundiza en las complicaciones administrativas a la hora de llevar a cabo políticas sociales.

(PRIMERA PARTE)

Ⓐ ¿Qué balance hace de estos nueve meses de legislatura?
Encarnación Anaya. El balance es positivo, tanto en la gestión como en la propia relación con los socios de Gobierno. Hay entendimiento entre las distintas fuerzas que componemos el Gobierno, hay paz social, o sea, todos los elementos a favor de una gestión positiva. Siempre hay alguna voz crítica o una autocrítica que hay que hacer y, bueno, a mí me gustaría que el porcentaje de cumplimiento de algunos de los objetivos que nos habíamos marcado hubieran sido más rápidas, pero lógicamente te topas con la realidad y no se pueden cumplir los plazos como hubiéramos deseado. Esa es quizás la espinita que tengo clavada pero, por lo general, positivo.

Ⓐ Respecto a los dos partidos de la oposición, ¿qué es lo que más le ha llamado la atención de su labor estos meses?
EA. Que un grupo se rompa tan pronto, como el de Ciudadanos o, incluso, la relación tensa entre ellos, con alguna que otra situación tensa que hemos tenido en los Plenos. Luego con la otra fuerza, está haciendo su trabajo, yo no voy a poner en tela de juicio ni voy a analizarlo, lo respeto. Hay una relación cordial con todos los grupos, se celebran las juntas de portavoces, se debate con ellos, se consensuan asuntos, en ese sentido bien.

Ⓐ El Partido Popular (PP) se ha reestructurado para ejercer otro tipo de oposición. ¿Qué espera de este cambio?
EA. Lo cierto es que cualquier Gobierno necesita una buena oposición. Esas fuerzas tienen que existir, que tengamos acicate es bueno, nos mantiene en tensión. Lo único que deseo de ellos es que estén a la altura de las circunstancias, que hagan una oposición constructiva, una oposición de nivel, sin entrar al barro ni a los descalificativos. Que se ciñan a la realidad, porque el PP acaba de dejar el Gobierno y sabe perfectamente la situación que nos ha dejado, tanto económica, como social, como laboral. Entonces, escuchar ahora determinadas valoraciones que se hacen, dices ‘¿van en serio o están de broma todavía?’. Eso te frustra un poco.

'Escuchas determinadas valoraciones que hace el PP y dices ‘¿van en serio o están de broma todavía?'

Ⓐ La imagen que se transmite de Gobierno es de perfecta sintonía, pero ¿qué momentos de tensión, de fricción entre los cuatro partidos se han producido en lo que va de legislatura?
EA. Es que, sinceramente, momentos de tensión no ha habido.

Ⓐ ¿Ni siquiera en la elaboración de Presupuestos, que es uno de los momentos más importantes?
EA. Pues no. Todos sabemos la realidad que hay. Ahí también está la capacidad de liderazgo de los diferentes portavoces que representamos a cada uno de los partidos y, en este caso, el concejal de Hacienda y yo como alcaldesa. Ha habido entendimiento y se aprobaron los Presupuestos. En cuanto a los proyectos, es que no hay grandes tensiones, todo se debate. Nos hemos aplicado un sistema de comunicación bastante fluido y estamos en permanente contacto, hablamos los temas.

Para trasladar algún tema que no nos haya gustado o que hubiéramos planificado de otra manera, en lugar de llevarlo al equipo, para no contagiar pues preferimos hablarlo los cuatro portavoces y ahí ya se ponen mecanismos en marcha para que todo funcione. Ahora mismo no sabría destacar un punto de inflexión.

Ⓐ ¿Hay rivalidad entre los partidos del cuatripartito por colgarse medallas?
EA. No, si se ven las ruedas de prensa, ese fue el compromiso que adquirimos al principio, unas veces se puede hacer más y otras menos, pero tú ves a un concejal junto a otro en las ruedas de prensa porque de verdad están trabajando de manera coordinada, Cultura con Educación, Vía Pública y Movilidad, Urbanismo con Bienestar… y luego, los comunicados que enviamos en consenso es la fórmula que acordamos al principio.

Ⓐ Es cierto que en los actos públicos las actitudes entre concejales son muy respetuosas, pero en las últimas semanas el Partido Andalucista (PA) ha adoptado una política de comunicación en la que actuaciones que son de un área como Medio Ambiente son comunicadas como si todo el mérito fuera del PA. El comunicado del Llano Torroba es un buen ejemplo de ello, en el que asumía el mérito de las gestiones en un comunicado que ni siquiera el concejal de Urbanismo tenía constancia. ¿Esa política de comunicación no rompe en cierto modo la sintonía?
EA. Esto que me comenta no ha agotado ni un solo momento de las reuniones que hemos mantenido. Eso se lo garantizo y lo puede contrastar con cualquier miembro del equipo de Gobierno. Yo sí tenía conocimiento de la nota de prensa del PA, que un concejal de los 10 no supiera que se iba a comunicar ese comunicado o es significativo; la máxima responsable que era yo, sí lo sabía. Y de hecho le dije que lo hiciera.

Ⓐ ¿Hasta qué punto es coherente que acciones derivadas de gestiones del equipo de Gobierno sean comunicadas unilateralmente por un partido determinado?
EA. Coherente no lo sé, pero legítimo sí que lo es. Cuando estaba en la oposición, estaba parando un asunto e independientemente de que lo vendas como Gobierno también tienes la autoridad y legitimidad de venderlo como partido.

Ⓐ ¿Aunque los comunicados refieran actuaciones de la actual legislatura, como es el caso de las playas o las podas?
EA. Yo no he visto esos comunicados. Yo de Medio Ambiente he visto preguntas concretas, pero no comunicados del PA. Como tú me lo dices, ahora mismo lo estoy descubriendo. Tomo nota, pero vaya, que lo que yo he visto en redes sociales son notas de que llama algún compañero de otro medio. Nos preocupan más otros asuntos y la gestión del día a día que la venta de noticias. Es como en la asamblea de Ahora Rincón en la que parecía que todo eran loas de su acción, bueno, tampoco provocó que le dedicáramos ni un minuto a eso.

Ⓐ Gobernar en un cuatripartito inevitablemente obliga a consensos y cesiones. Si hubiera gobernado en solitario, ¿qué medida de las que se han llevado a a cabo no habría adoptado?
EA. No lo sé, porque la verdad es que estamos llevando a cabo nuestro programa. Los errores de comunicación que hayamos podido cometer o que podamos estar cometiendo, no te los hace cometer porque estés en tripartito, un cuatripartito o mayoría absoluta. Los Presupuestos, pues lo mismo, con los mimbres que había, ese pacto se ha hecho pero siempre respetando a los pilares que sustentan a este Gobierno (políticas sociales, empleo, transparencia, participación) y ahí es donde se ha puesto el acento en los Presupuestos. Realmente creo que estamos materializando cada uno nuestro programa y el programa de Gobierno que nos marcamos. Otra cosa es el porcentaje o la rapidez a la que lo estemos haciendo. Ahora mismo no recuerdo nada que no hubiera hecho.

Ⓐ ¿Qué sensación transmite es al ciudadano ver que, a la hora de ejecutar políticas, lo mismo le habría dado que gobernara el PSOE en solitario que con otras tres fuerzas políticas?
EA. Tú cuando te presentas a unas elecciones tienes un programa, cuando decidimos sentarnos para formar un Gobierno, consensuamos un programa, y ese es el que se está llevando a cabo. Ahí cada uno nos dejamos determinadas cosas que es lo que nos diferenciaba y en ese programa hay un porcentaje de PSOE, de PA, de Ahora Rincón y de IU.

'Las patadas en la espinilla que en el cuatripartito nos damos debajo de la mesa tampoco están siendo demasiadas'

Ⓐ Si tomara el programa original de campaña, ¿qué medidas habría acometido y que no entraron en ese programa de consenso?
EA. Es que ahora mismo estamos en el inicio de legislatura, a lo mejor al final del mandato sí tendría un análisis más crítico de eso, pero ahora mismo, trascurridos 8 meses y poco más, la verdad es que estamos llevado a cabo todo con muchísima normalidad, estabilidad y gobernabilidad, que al final es lo que le interesa y le conviene al ciudadano, que nos entendamos por su interés general, por su bienestar y porque la ciudad marche, independientemente de las patadas en la espinilla que nos demos luego debajo de la mesa, que tampoco están siendo demasiadas.

Me consta que el gobierno monocolor que salió en la anterior legislatura ha tenido muchísimas crisis internas, ha habido concejales que ni tan siquiera se hablaban. Eso ha existido y eran del mismo partido. En éste hay entendimiento, hablamos las cosas y sabemos perfectamente lo que tenemos que trasladar al equipo. Todavía a día de hoy no hemos tenido que retirar ningún tema de una comisión informativa porque no lo vieran o porque no se hubiera consensuado.

Arrinconados Encarnación Anaya

Ⓐ A la hora de negociar los pactos, ¿por qué el PSOE prefirió gobernar los dos primeros años?
EA. Una cuestión de estabilidad a la situación. Entendíamos que no era lo mejor que una persona recién llegada a la política, un grupo nuevo sin experiencia cogiera la alcaldía en el primer momento. Y aquí, quizás, me arrogo parte del éxito de la estabilidad pero es que la experiencia hace mucho. Yo había pasado también por una situación compleja aquí en la alcaldía, me había quedado en minoría, los socios se dividieron, fuimos capaces los ocho concejales que nos quedamos entonces conmigo al frente de la alcaldía, de consensuar un Presupuesto Municipal en 2011.

Entendimos que el momento social y político de entonces era complejo, lo mismo que ahora, y que íbamos a dar mayor certidumbre ostentando nosotros la alcaldía los primeros dos años. Creo que sí, que efectivamente ha dado buen resultado, que está sirviendo a que todo encaje mejor. Tengo conocimiento de lo que es la alcaldía y lo tengo asumido con mucha más normalidad.

Ⓐ ¿Veremos de verdad a Antonio Moreno como alcalde en poco más de un año?
EA. ¿Y por qué no? Ahora mismo el pacto goza de salud y estamos funcionando. Estamos intentando desbloquear proyectos, la situación económica es muy compleja y muy dificultosa, eso no hay que negarlo, y con los mimbres que se tienen ahora mismo estamos priorizando y que no haya parálisis en la gestión ni en los servicios públicos que prestamos, poniendo el acento en políticas sociales, el empleo, etc.

Ⓐ En ese sentido, es donde más énfasis se ha puesto, en políticas sociales…
EA. Otra cosa esa es la burocracia que lleva aparejada, que me gustaría que fuera otra. Las quejas que hay de que los expedientes tardan mucho, de que las ayudas tardan, ahí estamos haciendo reuniones con el equipo de Economía y de Bienestar Social para ir limando cada vez más todos los protocolos que se tienen ahora mismo y que entendíamos excesivos. En eso seguimos trabajando, en que se agilicen lo máximo posible los expedientes de ayuda social, que es donde está la emergencia ahora mismo. En materia de vivienda, intentando poner a disposición de la ciudadanía los máximos mecanismos para ayudarles tanto en alquiler como en adquisición de vivienda, en materia de desahucios…

'Hay situaciones personales a las que las Administraciones no llegan y si llegan lo hacen de una manera muy carente, muy deficitaria'

Ⓐ Sin embargo, en muchas de estas actuaciones dependen de otras Administraciones. ¿Cómo se gestiona eso?
EA. Te provoca mucha desazón porque todos los días, prácticamente, recibes un drama y es duro tener que mirar a la cara a esa persona que tienes delante, que está derrumbada, que te está contando su drama y tener que decirle que no se puede hacer más de lo que se está haciendo. Hay situaciones personales a las que las Administraciones no llegan y si llegan lo hacen de una manera muy carente, muy deficitaria, con lo cual esa persona se ve en una telaraña muy difícil. Y eso me frustra mucho, el que te llegue una persona con un desahucio y que no tengas mecanismos legales para decirle al banco ‘que no, que esta familia tiene derecho a tener un techo y no se la pueda echar a la calle como si fuera un animal’. Contra eso, un Ayuntamiento, mecanismos tenemos pocos; podemos asesorarles jurídicamente, con los servicios que hemos montado, con la oficina de intermediación hipotecaria… pero si no hay una norma superior que obligue a ese banco…

Ⓐ ¿Tienen constancia de que se hayan producido desahucios en lo que va de legislatura?
EA. Ahora mismo no tengo la cifra. La verdad es que hay que decir que la cifra que nos facilitaban a principio de mandato no era alta, aunque sí hay mucha dificultad en materia de alquiler. Hay personas que lo que ingresan es para pagar, se quedan a cero, a pagar el alquiler, la hipoteca, agua luz… Y nosotros los que hacemos si reúnen los requisitos es facilitar todo, con el bono social de la luz, las bonificaciones/exenciones del agua, de las basuras… ahora ya estamos a las puertas de aprobar el reglamento del IBI. En fin, y ese es escenario que se les dibuja a las familias, para que si paga 60 euros de agua, pague 20 o incluso llegue a la exención. Luego ya el seguimiento que se le hace en materia de inserción laboral o si requieren atención psicológica o atención a menores, etc. Ahí ya los Servicios Sociales valoran la situación.

(LEER LA SEGUNDA PARTE)