PP, Cs y PMP, contrarios a la auditoría que desvelaría cómo se generó una deuda municipal de más de 80 millones de euros

Arrinconados Euros

Hoy arranca el proceso de votación del concurso de ideas convocado por el tripartito PP-Cs-PMP que, con un plan de marketing de cerca de 20.000 euros -cuya adjudicación se ha realizado a dedo sin publicidad- se ha revestido como Presupuestos Participativos. Habiendo confeccionado una lista de 15 proyectos al gusto del equipo de Gobierno, éste ha eliminado del proceso de votación el 94% de las propuestas ciudadanas remitidas, entre ellas una auditoría municipal que arrojaría luz sobre cómo se generó una deuda municipal de más de 80 millones de euros en Rincón de la Victoria.

Revelar cómo fue posible que, a pesar de las graves carencias de infraestructuras de que adolece el municipio, se generara una deuda municipal superior a los 80 millones de euros no está entre las prioridades del equipo de Gobierno liderado por Francisco Salado (PP). Así se desprende del hecho de que ésta propuesta haya sido una de las 265 propuestas que el tripartito PP-Cs-PMP ha eliminado de los que ha bautizado como «presupuestos participativos» y que, según asegura el concejal de Transparencia y Participación Ciudadana Borja Ortiz (PP), se improvisaron en tan sólo tres semanas.

En la actualidad, la deuda se sitúa en torno a los 60 millones de euros, lo que lastra la correcta prestación de los servicios públicos, desde la limpieza, a bienestar social, bibliotecas, mantenimiento de parques y jardines, etc. La mayor parte de deuda,  cuando está superó los 80 millones, afloró durante la legislatura 2011-2015 de mayoría absoluta de PP. A pesar de que averiguar cómo se alcanzaron tales niveles de deuda es una de las demandas ciudadanas históricas, el tripartito PP-Cs-PMP ha cerrado la puerta a que la ciudadanía vote si debe o no realizarse, favoreciendo de este modo que, en caso de ilícito penal, éste prescriba.