La ordenanza del ruido aprobada por PP-PA-C’s contradice la legislación autonómica

Arrinconados Terral

La ordenanza municipal de protección de la contaminación acústica de Rincón de la Victoria, aprobada por la tríada PP-PA-C’s y el concejal no adscrito Óscar Campos a finales del mes de junio, nació medio muerta. Apenas un mes de vida ha tenido, después de que el pasado 31 de julio la Junta de Andalucía publicara el Decreto 155/2018 que tira por tierra restricciones de la ordenanza municipal a la cultura.

La normatiza municipal en Rincón se basa fundamentalmente en la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía, es decir, una legislación con casi dos décadas de antigüedad que a todas luces quedó obsoleta. El nuevo decreto de la Junta simplifica y actualiza las normas vigentes hasta ahora, dando un encaje al mundo de la cultura que, en el caso rinconero, la ordenanza municipal aprobada por el ala conservadora del Consistorio limitaba.

Una de las novedades introducidas es la referida a los conciertos de pequeño formato en establecimientos de hostelería: ahora se permiten sin necesidad de permiso previo, en el interior de espacios fijos, cerrados y cubiertos, aun cuando éstos no dispongan de escenario y camerino, en horario de 15:00 a 0:00 horas (sin posibilidad de ampliación).

Otro de los varapalos del decreto autonómico a la ordenanza de PP-PA-C’s y Campos es el que aprueba la instalación de equipos de reproducción o amplificación sonora o audiovisuales (música pregrabada, radio y televisión), igualmente en espacios fijos, cerrados y cubiertos, así como en terrazas y veladores conforme a los objetivos de calidad acústica establecidos.

En cuanto a los horarios, tema polémico en Rincón de la Victoria, el decreto de la Junta mantiene la posibilidad de ampliar una hora más el horario de fin de semana y vísperas de festivos en todos los establecimientos, y dos horas durante las fiestas navideñas, la Semana Santa y las fiestas tradicionales y populares de cada municipio.

Por su parte, las terrazas y veladores podrán cerrar a las dos de la madrugada con media hora más para su recogida, salvo en los municipios turísticos (como Rincón de la Victoria) o zonas de gran afluencia turística donde se puede extender otra media más.

A pesar de que los Ayuntamientos disponen de 18 meses para adaptarse a la nueva legislación vigente, buena parte de los Consistorios (como Málaga) ya han mantenido reuniones con los principales colectivos afectados. No es el caso de Rincón de la Victoria, cuyo concejal responsable, Jose Mª Gómez Muñoz (PA), no ha hecho público ningún encuentro para adaptar una ordenanza que en un mes ya se ha quedado obsoleta.