Alina Caravaca (IU): “Pido perdón público por haber pactado con Pepín”

Arrinconados Pleno

El último Pleno municipal escenificó la ruptura total del tripartito con su exsocio de Gobierno, José Mª Gómez Muñoz (PA). Tras haber sido reprobado sin ninguna oposición de la Corporación -ni siquiera de él mismo-, el andalucista conocido como ‘Pepín’ recibió duras críticas tanto del Gobierno como del Partido Popular, únicamente defendido por la portavoz de Ciudadanos, Elena Aguilar. Una de las voces más contundentes fue la de la concejala de Izquierda Unida (IU), Alina Caravaca, que incluso pidió “perdón público por haber pactado con Pepín”.

El arrepentimiento por parte de PSOE, Ahora Rincón e IU por haber pactado con Gómez Muñoz se evidenció en el último Pleno. Y es que durante toda la sesión, las sospechas de corruptelas, enchufismo y malas prácticas por parte de ‘Pepín’ estuvieron flotando en el ambiente.

El líder del PP, Francisco Salado (PP), que ya en la misma noche electoral de 2015 calificó a Gómez Muñoz de “cáncer porque ha jugado con las necesidades de la gente” [en referencia a promesas de “puestos de trabajo a simpatizantes y allegados”], reprochó al tripartito que, “conociendo como conocen al señor Gómez Muñoz, cómo pudieron pactar con él”.

A este respecto, el portavoz de Ahora Rincón, Antonio Moreno, replicó que “conocíamos cómo era, pero también cómo eran ustedes [en referencia al PP], por lo que era elegir entre pellizco o puñetazo”. La alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE), reveló cómo a escasos tres meses de haber entrado en el Gobierno, aparecieron los primeros rumores de enchufes de Gómez Muñoz en la EMMSA, por lo que se vio obligada a remitir un correo a FCC, socia en la empresa mixta, instando a que contratara vía el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). A día de hoy y desde 2015, FCC no ha acreditado a alcaldía cuál fue el modo de contratación de aquellos puestos de trabajo salpicados con sospechas de enchufe.

Caravaca (IU): 'Si fructifica el pacto de Pepín con Ciudadanos, les deseo que vaya muy mal porque no confío en Pepín'

Caravaca, por su parte, fue todavía más contundente y, tras matizar que a pesar de las desconfianzas “quisimos otorgarle la presunción de inocencia”, pidió perdón público en nombre de su compañero, Pedro Fernández Ibar, y el suyo propio, por haber pactado con Gómez Muñoz.

La edil de IU tuvo un especial reconocimiento al trabajo de los otros dos miembros del PA, José Luis Pérez (exconcejal de Servicios Operativos) y Mª Carmen Cañizares (cargo de confianza), de los que dijo que su cese era “consecuencia de los actos de Gómez Muñoz”. En esta misma línea y dirigiéndose a Elena Aguilar (C’s), Caravaca indicó que “si fructifica el pacto de Pepín con Ciudadanos, les deseo que vaya muy mal porque no confío en Pepín”. Palabras que no encontraron respuesta por parte de la portavoz de la formación naranja, que durante prácticamente toda la sesión, en la que apenas participó, mantuvo una actitud notablemente distendida pendiente de su teléfono móvil.

Comidas de 194 euros

Arrinconados Pleno PepínSi durante las reprobaciones que tuvieron lugar, Moreno calificó la política de Gómez Muñoz de un estilo “que todo lo embrolla, que todo lo ensucia”, en el turno de ruegos y preguntas, el andalucista contraatacó con los sueldos. Gómez Pepín acusó a los concejales de Ahora Rincón, Antonio Moreno y Sonia Jiménez, así como a Pedro Fernández Ibar (IU), de trabajar dos o tres horas al día a pesar de tener dedicación exclusiva.

Además, y después de que fueran publicados los sueldos de los trabajadores y trabajadoras municipales levantando alguna que otra ampolla entre quienes tienen salarios más elevados, el andalucista afirmó que Moreno le cuesta al Ayuntamiento 47.500 euros, mientras que Jiménez o Fernandez Ibar, 37.000 euros.

El ardid de Gómez Muñoz fue que, a diferencia de los sueldos publicados en la web municipal, en los de sus excompañeros de Gobierno sumó los costes de la Seguridad Social, algo que no se incluye en los, por ejemplo, 122.000 euros de los habilitados. Así, el sueldo de Moreno, en realidad, asciende a 36.000 euros brutos al año, mientras que el de cualquier edil con dedicación exclusiva es de 28.000 brutos al año (1.551,24 euros netos/mes). Retribuciones que, de las palabras del andalucista se desprende que éste desconocía que llevan publicadas en la web municipal desde prácticamente el inicio de la legislatura.

Moreno, por su parte, cuando replicó a Gómez Muñoz, aclarando que sus 36.000 euros brutos al año se quedan en unos 28.000 euros netos, aprovechó para revelar que durante su etapa como concejal de Medio Ambiente pasó facturas al Consistorio de comidas por valor de más de 120 y 194 euros, incluyendo “solomillo de ternera y atún rojo”.