El Ayuntamiento hace caso omiso al Plan Estratégico de Turismo sin apostar por el turismo más verde de interior

Arrinconados Playa Triste

Gracias a la única edición de Presupuestos Participativos con que ha contado Rincón de la Victoria, en el año 2016, el municipio cuenta con una Plan Estratégico de Turismo. Aunque lo propuesto y votado por la ciudadanía ponía el énfasis en la temporada invernal, que es cuando baja considerablemente el turismo en Rincón, PP-PA optaron por encargarlo a Turismo y Planificación Costa del Sol, dependiente de la Diputación de Málaga, cubriendo todo el año. Un año después de la presentación del informe, el Ayuntamiento continúa sin resolver algunas de las problemáticas señaladas en el estudio, con el turismo de interior y rural a la cabeza.

Los puntos negativos indicados en dicho Plan Estratégico en lo que al turismo rinconero se refiere advertían del riesgo de que la principal actividad económica del municipio se viera gravemente afectada. En este diagnóstico se alarmaba sobre materias tan esenciales como la falta de un nivel de calidad adecuado en la prestación de servicios, las quejas en la limpieza de los paseos marítimos y playas por los usuarios, la falta de regulación del alojamiento no turístico y de alquiler de tipo vacacional (apartamentos) o la falta de zonas de camping, acampada o parking de caravanas, entre muchas otras.

Un año después, la suciedad en las playas continúa siendo una de las mayores quejas vecinales y el alcalde Francisco Salado (PP) admitía en su último programa de radio que el Ayuntamiento desconoce el número de viviendas turísticas con que cuenta Rincón de la Victoria.

El Plan ponía énfasis en la necesidad de fortalecer alternativas al turismo de sol y playa, algo a lo que desde el Consistorio continúa haciéndose caso omiso. Si hace un año el estudio advertía de la escasa presencia de iniciativas de agroturismo y de ofertas de turismo de naturaleza, la situación no ha mejorado. La oferta por el turismo ecológico, de aventura o agroturismo continúa brillando por su ausencia.

A pesar de las propuestas de Turismo y Planificación Costa del Sol, entre las que destacaban la rutas para senderismo y bicicleta de montaña; rutas alrededor del vino con una de las mejores bodegas de toda la provincia con la que contamos en el vecino Moclinejo o con uno de los últimos molinos de aceite de Málaga, situado en Benagalbón; creación de puntos de observación ornitológica o el turismo gastronómico en torno a la cocina de interior axárquica… desde el Ayuntamiento no se han realizado acciones concretas al respecto.

En FITUR 2018, el concejal de Turismo Antonio José Martín (PP) anunciaba la nueva web de turismo en la que afirmó que se darían las distintas rutas de senderismo que ofrece el municipio; rutas que el propio portal califica de «un lujo» y que prácticamente no son promocionadas.

Mientras, desde el Ayuntamiento, su alcalde continúa viajando por ferias internacionales -como en la World Travel Market de Londres en la que se encuentra ahora junto al concejal de Turismo-, el estudio realizado por la Diputación es claro: más del 46% del turismo que llega a Rincón es español y de él prácticamente la mitad (49%) procede de Andalucía, seguido de Madrid con un 15,6%. Turismo como el británico no llega al 20% del total.