Polémica sobre el gasto social: Política y contabilidad van a diferentes velocidades

Arrinconados Dinero

El pasado mes de marzo, el Partido Popular reprochaba al equipo de Gobierno que, tras hacerse pública la liquidación del Presupuesto del ejercicio 2015, las cuentas reflejaran que únicamente se hubiera gastado el 5% del Plan de Rescate Social. Ahora, el principal partido de la oposición vuelve a cargar contra el cuatripartito, asegurando que “deja sin gastar más del 60% de la modificación presupuestaria que pidió en julio“.

El presidente del PP de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, asegura que se han dejado de ejecutar partidas del Plan de Rescate Social (119.000 euros), así como ayudas para becas universitarias (40.000 euros), 52.000 euros del plan de lucha contra la violencia de género o 15.000 euros en ayudas para el alquiler a las familias más desfavorecidas.

El ejemplo más gráfico con que ilustra lo que a sus ojos es “un reflejo más del desgobierno del cuatripartito” y “un gesto de cara a la galería que una acción social de calado”, es la Renta Básica, de cuya partida se han dejado de invertir, según indica, 61.000 euros, lo que desde su punto de vista podría “haber cubierto diez puestos de trabajo”.

Preguntada sobre la ejecución de las políticas sociales, la concejala responsable, Yolanda Florido (PSOE), asegura que “las políticas se han realizado y desde nuestra área realizamos las retenciones de crédito necesarias para ello”. Sin embargo, la edil socialista precisa que “otra cosa es que cómo en Intervención plasmen esos gastos”.

En este sentido y aunque Salado afirma que “todo ello son cantidades ya liquidadas al cierre del Presupuesto de 2015 que ya no podrán invertirse”, el concejal de Hacienda, Antonio Moreno (Ahora Rincón), explica que “desde un punto estrictamente contable el PP tiene parte de razón, pero no desde un punto de vista político, puesto que está utilizando aspectos técnicos para acusarnos de no haber cumplido con nuestro compromiso social, cosa que no es cierta”. En esencia, Moreno sugiere que las políticas sociales y la contabilidad van a diferentes velocidades.

Efectivamente, el comunicado emitido hoy por el PP no sólo acusa al cuatripartito de no haber ejecutado tales políticas sino que, además, exige a la alcaldesa que dé una explicación inmediata “sobre este despropósito” y “que dirima las responsabilidades políticas al respecto”.

Por su parte, Moreno aclara que “los gastos no se computan cuando se realiza la retención de crédito, que es como una reserva, sino cuando se reconoce la obligación”, es decir, cuando efectivamente se ha de pagar. En ese sentido, el responsable de Hacienda indica que es posible que parte de los gastos de esas políticas sociales no entraran en ‘fase O’, como coloquialmente se refieren a la obligación reconocida, hasta 2016 y, por tanto, quedan fuera de la liquidación de 2015. A ello se suma, además, que el periodo medio de pago no ha hecho más que incrementarse en esta legislatura, alcanzando ya los 121 días.

En cuanto al ejemplo de la Renta Básica utilizado por Salado, Moreno aclara que “las personas que comenzaron en octubre terminaron el pasado mes de marzo, por lo que su sueldo correspondiente al período de enero-marzo también queda fuera de la liquidación de 2015”. Asimismo, el edil de Hacienda niega tajantemente que se estén asignado gastos de unas áreas a partidas presupuestarias de otras concejalías.