PP-Cs-PMP convocan sus segundos presupuestos participativos esperando que esta vez voten más de 500 personas

El alcalde Francisco Salado (PP), en compañía de la nueva concejala de Participación Ciudadana y Transparencia, Josefa Carnero (PP), ha presentado una nueva convocatoria de presupuestos participativos, confiando mejorar el mal resultado obtenido en los primeros que desarrolló el tripartito PP-Cs-PMP, cuando en 2019 apenas votaron 500 personas en todo el municipio.

Los presupuestos participativos, que correrán con cargo a la cuenta general de 2022 y para cuya campaña se han destinado 10.300 euros, se convocan sin techo de gasto o, lo que es lo mismo, sin una partida presupuestaria asignada dentro de los aproximadamente 46 millones de euros de presupuesto municipal.

La fase de entrega de propuestas comienza mañana mismo, 25 de junio, y se extenderá hasta el próximo 15 de agosto. Las personas interesadas en participar podrán hacer a través del espacio habilitado en la web municipal o por correo electrónico (participacion@rincondelavictoria.es), así como a través de las mesas informativas que se instalarán en los cuatro núcleos del municipio o en las reuniones que se mantendrán con diversos colectivos.

Pese a las reticencias del alcalde, Carnero se ha comprometido a que, independientemente del número de propuestas recibidas, todas ellas serán visibles en la web municipal para consulta ciudadana.

En una segunda fase, que va del 16 de agosto al 30 de septiembre, estas propuestas ciudadanas serán sometidas al análisis municipal, procediéndose al descarte de las que no se consideren oportunas. En esta fase, Salado se ha mostrado más inflexible, negándose a abrir la transparencia para que la ciudadanía conozca los criterios de descarte de cada propuesta rechazada, como ya sucediera en la edición de 2019 cuando en algunos casos se impusieron criterios de índole políticos más que técnicos.

De este modo, entre el 11 y el 31 de octubre se procederá a las votaciones de las propuestas filtradas desde el Ayuntamiento. Atendiendo a las críticas vertidas por el anterior grupo motor de los Presupuestos Participativos y a los grupos de la oposición y en un intento por superar los 500 votos de 2019, el tripartito ha rectificado rebajando la edad de votación a los 16 años.

No se ha enmendado del mismo modo en cuanto a que únicamente podrán votar los vecinos y vecinas empadronadas en el municipio, de manera que aquellas personas que por motivos personales residen y pagan sus impuestos en Rincón de la Victoria únicamente tendrán voz para proponer pero no voto para elegir.

Preguntado el alcalde por el número de personas que se verá excluido de los presupuestos participativos, éste ha admitido desconocer la cifra, limitándose a indicar que el derecho al voto servirá de incentivo adicional para aumentar el padrón del municipio, que ya ha rebasado los 50.000 habitantes.