PP cuestiona las cuentas del Ayuntamiento publicadas por el interventor

Arrinconados Euros

El lunes pasado se hacían públicas las principales conclusiones del informe del interventor municipal que, entre otras conclusiones, indicaba que el Gobierno del Partido Popular (PP) habría incrementado la deuda municipal en 10 millones de euros en su último tramo de legislatura. El ex alcalde y líder del PP, Francisco Salado, sale al paso desmintiendo tales afirmaciones.

A pesar de que Gaspar Bokesa. interventor municipal, aseguró en rueda de prensa que no constaba el dato de la deuda total en 2011 -cuando arrancó la legislatura el PP- porque, según indicó, “la deuda comercial no estaba cuantificada”, Salado afirma que “la liquidación que figuraba en el informe del interventor hablaba de una deuda entonces de 71 millones de euros, a los que posteriormente habría que sumar todas las facturas que encontramos en los cajones”.

Lo cierto es que el único dato respecto a 2011 que pudo facilitar Bokesa el pasado lunes fue el de 32 millones de euros de deuda financiera, que es el dato que recoge el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en su informe sobre deuda viva municipal para aquel ejercicio.

Salado: 'Los contadores nunca se pusieron a cero porque los Planes de Pago a Proveedores no cubrían todas las deudas'

Salado indica que “las cuentas del interventor no cuadran”, negando, como sí afirma Bokesa, que “el contador se pusiera a cero tras los Planes de Pago a Proveedores”. El ex alcalde popular señala que “nunca se pusieron a cero porque aquellos Planes no cubrían el pago de deudas que se arrastraban como los consorcios, los APAL [Agencias Públicas Administrativas Locales como Deportes, Cueva del Tesoro y del Cantal y Delphos].

Salado se mantiene en sus trece, asegurando que “la deuda municipal es de 90 millones de euros”si fuera cierto que la deuda está en 73,4 millones de euros, con todo lo que hemos hecho en la pasada legislatura y los millones que encontramos de proveedores impagados, habríamos realizado una buena gestión, aumentando la deuda en nada más que 2 millones, pero no es así, es de 90 millones”.

Para ilustrar el ritmo al que crece la denominada “deuda viva”, el dirigente popular explica que “el último informe del interventor está fechado a 16 de junio y ya en el mismo informe precisa que han entrado nuevas partidas que no ha contemplado”. Entre estas partidas no contabilizadas en la deuda de 73,4 millones, según Salado figurarían 552.000 euros para EMMSA, otros 512.000 euros para pagar a la Junta de Andalucía por el pabellón cubierto, 225.000 euros a la Mancomunidad, 1,1 millones de euros a los APAL o sentencias judiciales de reclaman unos 400.000 euros para el Ayuntamiento de Málaga y otros cerca de 300.000 euros por el Llano de las Palmeras en La Cala del Moral.

Salado: 'Si el nuevo equipo de Gobierno quiere ser tan transparente como dice, ¿por qué todavía no han hecho público este informe del interventor?'

Salado sostiene que “la pasada legislatura hicimos un esfuerzo ingente” y avanza que “convocaremos rueda de prensa para aclarar estas cifras”, al tiempo que critica al Equipo de Gobierno “por no hacer público el informe del interventor para ser coherentes con su discurso de transparencia”.

Cambios en Diputación

Por otro lado, Salado será sustituido como portavoz del equipo de gobierno del PP en la Diputación de Málaga por Kika Caracuel, actual vicepresidenta primera de la institución en funciones. Caracuel es concejala en el Ayuntamiento de Marbella y durante la pasada legislatura fue la máxima responsable del Área Económica de la Diputación.

Con este relevo, Salado repite como diputado provincial por parte del PP y, presumiblemente, asumirá responsabilidades de Gobierno.