PP escenifica su petición de la cabeza política de Sonia Jiménez

Arrinconados Policia PP

El Partido Popular (PP) ha escenificado hoy lo que se anuncia para mañana como uno de los Plenos municipales más broncos en lo que va de legislatura que, a buen seguro, el líder de los populares, Francisco Salado, no se perderá (hasta la fecha ha faltado a dos de los cinco Plenos celebrados). Los hechos se han producido durante la ceremonia de entrega de condecoraciones, reconocimientos y premios a agentes con motivo de la celebración del Patrón de la Policía Local.

La ceremonia se había desarrollado con toda normalidad hasta el momento en que la concejala de Gobierno Abierto, Sonia Jiménez (Ahora Rincón), sobre cuyos hombros recae la responsabilidad de la Policía Local, ha tenido que tomar la palabra. Entonces, toda la bancada popular ha optado por levantarse y abandonar el salón de Plenos como medida de protesta.

Dos son los principales motivos por los que el PP ha optado por esta protesta: por un lado, las acusaciones que el propio Salado vertió contra Jiménez en su valoración de los 100 primeros días de Gobierno del cuatropartito, asegurando que la edil de Ahora Rincón tenía un trato vejatorio para con los altos mandos policiales. Unas acusacionees que, hasta el momento, Arrinconados no ha podido confirmar ni desmentir por parte de los afectados (en breve se ampliará la información),  si bien la propia Jiménez en su intervención ha indicado que “le pese  quien le pese, siempre hemos defendido, defendemos y siempre defenderé al Cuerpo de la Policía Local”.

El segundo de los puntos conflictivos viene de la mano de las distinciones civiles que se han entregado hoy y que, según el PP, han servido de excusa para asistir a un espectáculo de “perseguidos políticos”. Fuentes del PP afirman que las distinciones propuestas por la Junta de Mando Policial para los empresarios Eduardo Jurado y Venancio Gómez han sido rechazadas por su “supuesta simpatía por el PP”.

Arrinconados Policia Jimenez

Sonia Jiménez durante el acto de hoy.

Según Salado, Jiménez rechazó estas propuestas alegando la desestimación “en favor de la colectividad para ser coherentes con las políticas participativas iniciadas por el gobierno municipal”. Por su parte, Jiménez niega tales acusaciones, esgrimiendo, no sólo que no se hubiera decidido premiar a los mencionados empresarios sino, además, que el Consistorio prefiere premiar colectivos, como Ahora Rincón, que a personas individuales.

Por su parte, desde la ACERV manifiestan su apoyo a los empresarios Jurado y Gómez -éste último actual vicepresidente de la Associación-, “quienes se han visto involuntariamente envueltos en una polémica que no han buscado”.

Dimisiones

En esta coyuntura, desde las filas populares ya piden la cabeza política de Sonia Jiménez, alegando que “estas  actitudes son dictatoriales y antidemocráticas y, además, son permitidas con el beneplácito de la alcaldesa, que no se inmuta porque prefiere conservar el sillón que enfrentarse a sus socios de Gobierno”.

De este modo, en el Pleno que tendrá lugar mañana miércoles a las siete de la tarde, el PP presumiblemente pedirá la destitución de Sonia Jiménez y, si ésta no se hace efectiva, pediremos su reprobación en el Pleno. Fuentes populares exigen “a la alcaldesa que sea responsable, que dignifique la política municipal y que no sea cómplice de este comportamiento inaudito”.

No es la primera vez que el PP pide la dimisión de un concejal del cuatripartito. En apenas 100 días de Gobierno esta es la segunda cabeza política que reclama: la anterior fue la del concejal de Empleo, Pedro Fernández Ibar (IU) por supuestamente haber mentido acerca del estado de reparación de unos ordenadores de la biblioteca municipal.