PP-PA guardan silencio sobre la prestación de servicios de los Cano al Ayuntamiento sin relación contractual

Hace más de un año, Arrinconados reveló que todo el parque móvil municipal repostaba en la estación de servicio de Tamoil, propiedad de la familia Cano, sin que nunca se haya llevado a cabo ningún procedimiento de contratación de este servicio. En septiembre de 2016, desde el área de Contratación se aseguró a este medio que el Consistorio trabajaba en adoptar medidas para resolver esta situación irregular. Desde entonces, Arrinconados no ha tenido constancia de que se haya producido ninguna novedad al respecto. Preguntada de nuevo el área de Contratación, dependiente ahora del concejal de Economía y Hacienda, Antonio Fernández (PP), guarda silencio.

La norma no escrita, que heredó el cuatripartito (PSOE, Ahora Rincón, IU y PA) de la anterior legislatura, por la que todos los vehículos del Ayuntamiento repostan en Tamoil supone una irregularidad. Nunca se ha convocado un concurso público ni se ha suscrito un contrato menor por servicio. De manera oficiosa, al no existir un documento que acredite esta obligatoriedad, se podrían estar vulnerando los principios de libre concurrencia, privando al resto de las estaciones de servicio del municipio de un suculento contrato que podría rondar los 45.000-50.000 euros al año.

Hace algo más de un año, los responsables municipales aseguraron a este medio que los técnicos municipales ya trabajaban en la redacción de los pliegos para convocar un concurso público, no sólo para este asunto, sino también para otros servicios, como el alquiler de maquinaria pesada, que también estaría recayendo en los negocios de los Cano.

Nunca más se ha vuelto a informar de aquellos pliegos y tampoco se ha convocado concurso público alguno para resolver esta irregularidad que, tal y como indicó Contratación, se viene produciendo por recomendación del área de Intervención. El equipo de Gobierno (PP-PA) guarda silencio, sin arrojar luz sobre este asunto.