PP tacha la Bolsa de Trabajo, aún sin baremar, de “estafa a la ciudadanía”

Arrinconados Salado

“Es uno de los grandes fracasos del cuatripartito [PSOE, Ahora Rincón, IU y PA], un fraude a las personas más vulnerables de toda la provincia”. Con estas palabras tan duras, el presidente del Partido Popular (PP) de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, cargaba esta mañana contra la Bolsa de Trabajo que el pasado mes de abril ponía en marcha la concejalía de Empleo. Aunque el plazo de presentación de solicitudes finalizó el 9 de mayo, tal y como anuncia la propia web municipal, los trámites de solicitud de información a otras Administraciones y departamentos (SAE, Seguridad Social y Padrón) no han terminado, por lo que la baremación de dichas solicitudes ni siquiera se ha iniciado.

11.078. Ese es el número de solicitudes que se registraron para la Bolsa de Empleo procedentes, incluso, de fuera de la provincia de Málaga. En ese sentido, Salado critica “el efecto llamada” que supuso la Bolsa que, en su opinión, fue presentada como “salvadora de los desempleados, cuando este Ayuntamiento, ni por número de vacantes que surgen ni por posibilidades de contratación por la limitación del Plan de Ajuste puede generar mucho empleo”.

La alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE), afirma que “no hemos engañado a nadie”, recordando que cuando se presentó la medida -polémica por no haberse consensuado antes con la oposición, como era el compromiso previo– el objetivo principal era ganar en transparencia y agilidad en la contratación, “pero siempre dejamos claro que se trataba de puestos eventuales de máximo de 6 meses”, nunca para cubrir, por ejemplo, jubilaciones, que cuando se producen se amortizan, esto es, desaparece ese puesto de trabajo (aunque no sus funciones, que han de redistribuirse entre los demás trabajadores).

Burocracia interna

Cuando los ciudadanos entregaban su solicitud, en ella se incluía un permiso para que el Consistorio rinconero pudiera recabar toda la información que fuera necesario para completar su expediente. El objetivo era ahorrar trámites y desplazamientos a los solicitantes. Esa es, precisamente, la documentación que todavía no ha conseguido recopilar el Ayuntamiento.

Ya en su día, el PP cargó duramente contra la Bolsa, a la que ahora califica de “estafa ciudadana” y ejemplo del “despotismo 3.0” del equipo de Gobierno, asegurando hoy que “tal cantidad de solicitudes ha colapsado el Ayuntamiento, tanto Registro como Recursos Humanos”. En cuanto a la transparencia, Salado sostiene que “existen mecanismos suficientes a través del SAE para garantizar una mayor transparencia” y evitar así la sombra de los enchufes que sobrevuela históricamenteal Ayuntamiento.

A este respecto, la concejala de IU, Alina Caravaca, lamenta que “ojalá el PP hubiera recurrido al SAE para hacer estas contrataciones cuando gobernaba, como hacemos nosotros ahora”, aunque indica que el proceso se prolonga de tres semanas a un mes, lo que se vería significativamente reducido con la Bolsa de Trabajo.

Caravaca interviene en representación del titular de Empleo, Pedro Fernández Ibar (IU), de baja paternal. Precisamente este es el motivo que esgrime la edil para que los populares carguen contra la Bolsa de Trabajo. “Han estado estos meses callados y ahora salen con esto aprovechando que mi compañero no está”, apunta, lo que desde la óptica de Anaya es “jugar con la ciudadanía”.

Mientras, Salado exige al Ayuntamiento “que termine de baremar y se publique para que la gente pueda enviar sus alegaciones, así como que diga una estimación de contrataciones previstas a lo largo de la legislatura. Por su parte, Caravaca explica que, una vez recopilada toda la información, “montaremos un equipo de baremación con personal de Delphos, Recursos Humanos y otros departamentos, estimando un plazo para concluirlo de entre tres y cuatro semanas.

Los planes de empleo que no llegan

El dinero para los planes de empleo de la Junta de Andalucía sigue sin llegar. Aunque los planes, ya asumido el retraso, era que llegaran en septiembre no será hasta previsiblemente este mes -como se temía la oposición en San Telmo– cuando se materialicen.

Tras los dos anuncios realizados -inicialmente en febrero y posteriormente en la campaña electoral de junio-, Anaya insiste en que “los anunciaremos cuantas veces haga falta”. Mientras, Salado atribuye el retraso a todo lo derivado con el fraude de los casos de formación y los ERE de Andalucía.

En palabras del popular, “no es lo único que está bloqueado en la Junta, puesto que para las escuelas talles y las casas de oficio ahora están pidiendo el dinero por adelantado a los Ayuntamientos, que ni siquiera lo tienen presupuestado y no pasarán el visto bueno del interventor”. No es el caso de Rincón de la Victoria, precisa Caravaca, que explica que en los Presupuestos ya se reservó una partida de 50.000 euros a tal efecto.

Cuando se activen estos planes, la alcaldesa subraya que “en cuanto tengamos el 100% de las categorías profesionales, publicaremos todos los códigos, para que el ciudadano sepa exactamente en qué categorías tiene que darse de alta, pudiendo hacerlo hasta un máximo de seis por persona”.